Veracruz

Investigan a 6 policías por desaparición de 3 jóvenes en Papantla, Veracruz

De acuerdo con familiares, los jóvenes desaparecieron tras haber sido bajados arbitrariamente de un automóvil por agentes municipales que iban a bordo de tres patrullas, identificadas con los números 060, 061 y 084.

México.- Por su presunta participación en la desaparición de tres jóvenes en el municipio de Papantla, Veracruz, Bernardino Olmedo Castillo, comisario de la Policía Municipal y al menos otros cinco subalternos fueron citados a declarar ante la Unidad Integral de Procuración de Justicia del VIII Distrito.

Los jóvenes reclamados como desaparecidos son Jesús Alan Ticante Olmedo, Luis Humberto Morales Cruz y Alberto Uriel Pérez Cruz, quienes de acuerdo con familiares, fueron interceptados y bajados arbitrariamente de un automóvil por agentes municipales que iban a bordo de tres patrullas, identificadas con los números 060, 061 y 084. Los hechos ocurrieron el pasado 19 de marzo y desde entonces ignoran su paradero.

Hasta el momento, las autoridades no han emitido información sobre la comparecencia de los policías, no obstante, fuentes de la Fiscalía General del Estado y los propios padres de las presuntas víctimas han dado a conocer información sobre las pesquisas.

Por la detención de Uriel Pérez y Luis Alberto Morales Santiago, ”desde el miércoles, llamaron al señor Higinio Bastián Jiménez, que era el conductor de la patrulla 084, y a los que le acompañaban, pero ayer (viernes), a partir de que hubo esa primera declaración ya se jalaron a los integrantes de las otras dos patrullas, que son las 061 y la 060", reveló Blanca Ninfa Cruz, madre de Pérez.

En entrevista con el diario Reforma, la mujer lamentó que pese a ello, el Ministerio Público encargado del caso, Serapio Nieto Vázquez, no le haya dado la información precisa sobre cuántos uniformados implicados hay en el caso ni tampoco sobre el posible paradero de su hijo y el Luis Alberto Morales.

Respecto al día que desapareció su hijo, la señora Blanca comentó que Uriel había visitado a su novia y luego de una riña con ella partió del lugar unto con Luis Humberto, pero los vecinos llamaron a la Policía Municipal ante el escándalo suscitado.

De acuerdo con la versión de su nuera, la señora refirió que los policías interceptaron el auto en el que se transportaba su hijo, luego de haberle disparado en varias ocasiones a las llantas y ocasionar que tres quedaran ponchadas.

"Mi hijo (Uriel Pérez) iba en un Aveo, con Luis Humberto, y a ellos a los que corretea la patrulla, porque mi hijo estaba tomado y al darse cuenta de la llegada de Policía, emprende la huida, pero la patrulla los persigue y en un tramo los policías les disparan al auto.

Enseguida, los dos jóvenes fueron bajados arbitrariamente por los municipales y subidos a una patrulla en un operativo, en el que participaron las unidades identificadas con los números 060, 061 y 084, indicó la mujer.

Con información de Reforma.