Quintana roo

Alberto Capella renuncia como Secretario de Seguridad de Quintana Roo tras disparos contra feministas

Alberto CapellaCuartoscuro

Alberto Capella renunció a su cargo, anunció el gobernador Carlos Joaquín González, quien ofreció disculpas por el hecho.

México.- El secretario de Seguridad Pública de Quintana Roo, Alberto Capella, renunció a su cargo la tarde de este martes 10 de noviembre, luego de los disparos que realizaron policías en contra de una manifestación feminista, a las afueras del Palacio Municipal de Benito Juárez.

El gobernador Carlos Joaquín González informó en una transmisión en vivo que el funcionario presentó la renuncia a su cargo por el incidente acontecido en el municipio que alberga a Cancún. A su vez, ofreció disculpas a las afectadas y los ciudadanos, por la “incompetencia de los policías que no acataron sus instrucciones”.

"Aprovecho para informarles que he tomado la decisión de aceptar la solicitud de separación del cargo de Alberto Capella, secretario de Seguridad Publica del estado, en lo que la Fiscalía general del estado y la Dirección de Asuntos Internos de la Secretaría de Seguridad Pública terminan la investigación profunda para determinar a los responsables"Carlos Joaquín González. Gobernador de Quintana Roo

El mandatario aclaró que la renuncia ocurre mientras la Fiscalía General del Estado determina la responsabilidad del ahora ex secretario de Seguridad Pública, ya que también fue coordinador del Mando Único de Cancún.

El incidente ocurrido ayer 9 de noviembre desató polémica a nivel nacional. Policías municipales de Cancún dispararon al aire para dispersar una manifestación por el feminicidio de Bianca “Alexis” Alejandrina, joven asesinada a los 20 años de edad.

Los manifestantes habían realizado pintas y habían quemado papeles. Los policías salieron y comenzaron a disparar al aire en repetidas ocasiones armas largas y cortas. Esto generó que 2 personas resultaran heridas, entre ellas una periodista, según informaron medios locales y nacionales.

La alcaldesa de Benito Juárez, Mara Lezama se deslindó de los hechos, aclarando que ella no había ordenado que se disuadiera a las manifestantes, y exigió una investigación por el percance en contra de las feministas y familiares de la víctima.

Del mismo modo el gobernador Carlos Joaquín González acotó que él ordenó específicamente que no se llevaran armas ni se agrediera a las manifestantes por el feminicidio, catalogando como una irresponsabilidad y desobediencia a sus órdenes lo ocurrido.