Puebla

Tienen en la mira a restaurantes, hoteles y gasolineras de Antorcha Campesina

Antorcha CampesinaCrisanta Espinosa/Cuartoscuro

Las pesquisas también alcanzan a constructoras y grúas vinculadas a la organización

México.- La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) tiene bajo investigación cadenas de restaurantes, hoteles y gasolineras de Antorcha Campesina.

El pasado lunes 17 de agosto, Santiago Nieto Castillo, titular de la UIF,  informó que en conjunto con la Fiscalía de Puebla y del Estado de México, se congelaron cuentas de dirigentes de dicha organización pues "al margen de la ley habían recibido recursos en efectivo".

Fuentes cercanas a las indagatorias dijeron a La Jornada de Oriente que las 10 cuentas congeladas incluyen los ingresos generados por una cadena de 15 restaurantes, otra de 6 hoteles, amén de 8 gasolineras.

Asimismo, señala el diario las pesquisas también alcanzan las constructoras y grúas vinculadas a Antorcha Campesina, amén de sus parques vehiculares para el transporte público.

La Jornada Oriente detalla que los antorchistas son dueños de una cadena de restaurantes de comida mexicana tradicional llamada Fonda Margarita, cuyas al menos 15 sucursales se encuentran en:

  • CDMX.
  • Guerrero.
  • Tecomatlán, Puebla.
  • Izúcar de Matamoros, Puebla.
  • Acatlán de Osorio, Puebla.
  • Zacapoaxtla, Puebla.

La organización Antorcha Campesina, señala el diario, también es dueña de unos 6 hoteles con sedes en la capital del país Tecomatlán, Apulco y Acatlán, Puebla.

En cuanto a gasolineras, los antorchistas son potencia, pues poseen al menos 8 estaciones de servicio que se encuentran repartidas en Tecomatlán, Cuetzalan del Progreso, Acatlán de Osorio, Tepexi de Rodríguez, Tecamachalco, Ixcaquixtla, la Angelópolis y Huamuxtitlán, Guerro.

Los informantes señalan al mencionado rotativo que además se indagan las constructoras que tiene la organización, pues "habiendo sido gestores de recursos públicos durante décadas, las obras para los ayuntamientos que gobiernan las hacían a través de sus inmobiliarias, con lo cual garantizaban que prácticamente todo el dinero oficial se quedara en manos de los antorchistas".