Edomex

Familia de Jessica denuncia "justicia a medias" por un involucrado sin sentencia

JessicaEspecial SDP

Jessica Nayeli Serrano Vargas fue secuestrada y asesinada en 2017 en Texcoco; 4 de los responsables ya fueron sentenciados

México.- El 5 de noviembre de 2017, Jessica Nayeli Serrano Vargas le pidió permiso a su papá para salir con unos amigos cerca de su casa en Tlalnepantla, Estado de México; eran entre las 6 y 7 de la tarde y habían acordado su regreso a más tardar 8:30 de la noche, pero no sucedió. Por secuestro, tortura y feminicidio de la joven, hasta ahora hay 4 personas sentenciadas, pero el quinto involucrado fue liberado.

Al día siguiente, familiares de la joven de entonces 18 años de edad, comenzaron a recibir mensajes y llamadas donde les decían que Jessica estaba secuestrada, por lo que solicitaron millones de pesos para su liberación. Omar Serrano, su papá, denunció lo ocurrido y se comenzó una investigación en la Fiscalía Antisecuestros de Ticomán.

Ese 6 de noviembre, los agentes de investigación intentaron ubicar a la víctima pues a lo largo del día los responsables se comunicaron con la familia, pero no consiguieron el punto exacto de su localización y después, no volvieron a enviar mensajes.

De acuerdo con la investigación y lo relatado por Omar Serrano en entrevista con SDPnoticias, el día que Jessica fue secuestrada se quedó de ver con las personas sentenciadas que eran conocidos suyos; luego, con engaños trasladaron a la víctima a un inmueble en el municipio de San Salvador Atenco, en donde le dieron una bebida con clonazepam, la ataron de pies y manos, y le quitaron su celular.

“Primero me dijeron que estaban en Ecatepec pero no pudieron determinar el punto exacto. Todo ese día recibimos videos y fotos de cómo torturaron a mi hija, estaba amordazada y tenía un balazo en la pierna izquierda. También fue la última vez que escuché su voz, como a las 10 de la noche, los secuestradores marcaron y me pasaron a Jessica, ella me dijo que la iban a matar, que diera el dinero que me pedían”.
Jessica NayeliEspecial

Irregularidades: secuestro y liberación de culpable

Luego de la última llamada, los policías a cargo del caso desestimaron el secuestro y hasta le dijeron a Omar que tal vez todo era un “broma para conseguir el dinero” y que su hija Jessica estaba siendo participe; lo hicieron dudar de la joven al afirmar que era fingido y por eso, le recomendaron regresar a su casa para esperarla pero no volvió.

En dos días no hubo más comunicación de los responsables del secuestro ni de la Fiscalía; sino que se comunicaron con él para pedirle que fuera a identificar el cuerpo de una mujer hallado en Texcoco. Era Jessica y la habían intentado quemar, pero fue debido a que pusieron una llanta encima de su cuerpo que el incendio hizo humo y los vecinos alertaron a las autoridades, por lo que el cuerpo se pudo recuperar.

“En los días antes de encontrarla, sé que los policías actuaron mal, no hicieron el operativo necesario para encontrar a mi hija al día siguiente que fue secuestrada y luego ya con la investigación, nada avanzó en al menos siete meses, no había más que suposiciones sobre los responsables”.

Fue luego de 7 meses que se realizó la primera detención de tres de los responsables. Jaqueline Atziri Vélez Mata, Jorge Omar Barrera Licona y Jesús Fernández Sánchez fueron detenidos en julio de 2018 y apenas, en junio pasado, los tres recibieron una sentencia condenatoria de 95 años cada uno por el secuestro y feminicidio de Jessica.

También Luis Daniel, el cuarto involucrado y quien habría disparado contra la joven, fue sentenciado a 140 años privado de su libertad. Y en cuanto a la quinta persona que participó, según los mismos sentenciados, al momento de los hechos, fue un hombre menor de 18 años de edad que, tras ser detenido en febrero de 2018, recuperó su libertad.

Omar señaló que este hombre estaba privado de su libertad en un centro de readaptación juvenil del Edomex, pero fue con una resolución de la jueza Margarita Romero, quien consideró que no se habían presentado las pruebas en tiempo y forma, que éste fue liberado y actualmente, sería el único de los responsable que sigue sin recibir sanción por el caso.

“Falta justicia porque esta persona fue quien estuvo vigilando que no se escapara mi hija, si Jessica tenía alguna posibilidad de escapar y sobrevivir, esta persona se la quitó. También estuvo presente cuando su hermano la mató e incluso a dónde fueron a abandonar su cuerpo”.
Jessica NayeliEspecial

Un mensaje que llevó a los responsables

Fue luego de casi dos meses del feminicidio de Jessica y sin avances por parte de la Fiscalía mexiquense, cuando el 27 de diciembre de 2017, le llegó un mensaje a Omar por Facebook. Era Jaqueline Atziri Vélez Mata y le decía que lamentaba la muerte de Jessica, e incluso le dijo que no era justo lo que le habían hecho.

“Ella me dice que no es justo lo que le pasó a Jessica y menciona lo del balazo en la pierna, cosa que no sabía nadie más que las autoridades, yo como su papá y los responsables. Entonces, ahí comenzó la investigación contra estas personas”.
Jaqueline, Jorge y JesúsFGJEM
Quinto involucrado en el casoFacebook Omar Serrano

Luego de insistir por justicia para Jessica, acudiendo a fiscalías de toda la entidad, en julio de 2018, fueron detenidas las primeras tres personas; y meses después, en febrero de 2019, se detuvo a Luis Daniel y su hermano, el menor de edad. Hoy, a casi tres años y luego de juicios alargados, recibieron sus sentencia condenatorias, aunque para la familia de la joven, continúa una deuda pendiente y su exigencia principal es la detención del menor que participó, a dichos de los otros involucrados.

En las audiencias se presentaron todos los mensajes, videos y fotos que al momento del secuestro fueron enviados a la familia sobre la tortura que recibió Jessica; ellos por su parte, no presentaron ningun medio probatorio para defenderse. Según la Fiscalía del Estado de México, los 4 están cumpliendo su sentencia privados de su libertad en el penal de Barrientos.

Tras años de este camino por justicia para su hija, Omar la recuerda como una niña emprendedora, que le gustaba jugar voleibol, patinar, bailar, cantar; además de que era muy amiguera. También le ayudaba a su papá en el negocio que tenían de una carnicería y días después del feminicidio, Jessica habría cumplido 19 años, el 17 de noviembre.

“Queremos simplemente que lo detengan, no puede estar libre una personas así. No me imagino el sufrimiento de mi hija, como suplicaba que no la mataran, la sigo escuchando al dormir”, reveló Omar.