Edomex

Tras falso cateo en Atizapán, cesan a jefe de la Policía Federal Ministerial

Falso cateo.Tomada de video

Kayosci Guerrero fue separado temporalmente del cargo, tras la irrupción en una residencia del fraccionamiento Hacienda Valle Escondido.

México.- Luego del falso cateo que se realizó el pasado 4 de abril al interior de una residencia del fraccionamiento Hacienda Valle Escondido, en el municipio mexiquense de Atizapán de Zaragoza, el jefe de la Policía Federal Ministerial (PFM), Kayosci Guerrero Ortega, fue separado temporalmente de su cargo.

De acuerdo con lo informado por el diario El Universal, el funcionario fue cesado para que la Fiscalía Especializada de Asuntos Internos de la Fiscalía General de la República (FGR) pueda continuar con sus investigaciones, así como para deslindar responsabilidades en la participación de mandos y agentes ministeriales en los hechos.

De la misma forma, se refiere que 7 funcionarios de la Unidad Especializada en Investigación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita y de Falsificación o Alteración de Moneda de la SEIDO, se incluyen en las indagatorias por la irrupción que se hizo en el inmueble que es propiedad del empresario petrolero, Eduardo Natividad Maqueda.

Hasta el momento un total de 5 agentes de la PFM han sido detenidos, entre ellos el director del Grupo Especial de Operaciones, Armando Sánchez Gutiérrez, así como un policía adscrito a la corporación del municipio de Atizapán de Zaragoza.

Los hechos se registraron el pasado 4 de abril, cuando se ejecutó un cateo falso al interior de un inmueble de la Hacienda de Valle Escondido, sobre el cual el dueño del inmueble denunció que en realidad de se trató de un robo.

Sobre lo ocurrido, se difundió un video captado por las cámaras de seguridad, en el cual se puede observar el ingreso de cerca de 20 coches y camionetas, tras lo cual se habría realizado la sustracción tanto de automóviles, como de diversos objetos de valor que después se repartieron entre quienes participaron en la irrupción.

Por los hechos, la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) dio inicio a una investigación de oficio, en la cual también participa la propia FGR, tras lo cual se presentó la denuncia formal por parte de los propietarios del inmueble.