Internacional

El Reino Unido comenzará a aplicar la vacuna durante la segunda semana de diciembre

El Departamento de Salud y Seguridad Social del Reino Unido dio a conocer este 2 de diciembre que autorizó el uso de la vacuna contra el coronavirus desarrollada por Pfizer y BioNTech, un hito a nivel local y mundial en el combate a la pandemia.

De acuerdo con la agencia de noticias AP, el anuncio de este miércoles permitirá al Reino Unido ser uno de los primeros países del mundo en comenzar campañas de vacunación masivas, justo en momentos en que está cerca de escalar al sexto escalón mundial con más contagios de coronavirus.

La vacuna de Pfizer y BioNTech “estará disponible en toda Gran Bretaña a partir de la próxima semana” y ya se ha instruido a los hospitales a prepararse para la distribución y aplicación del fármaco. En este sentido, el Servicio Nacional de Salud anunció en un comunicado:

“(Tenemos) décadas de experiencia en programas de vacunación a gran escala y pondremos nuestros extensos preparativos en acción para atender y apoyar a todos aquellos elegibles para la vacunación”.Servicio Nacional de Salud

Reino Unido, muy cerca de aplicar la Vacuna de Pfizer y BioNTech 

Por su parte, Pfizer señaló que está listo para comenzar a enviar al Reino Unido un número limitado de vacunas contra el coronavirus, las cuales  estarán destinadas al personal médico y los sectores de la población en mayor riesgo ante el virus.

Será en los primeros meses de 2021 cuando la compañía estadounidense y BionTech estén en condiciones de distribuir decenas de millones de dosis en éste y otros países que ya han adquirido la medicina.

Reino Unido firmó un contrato para recibir 40 millones de dosis, suficientes para vacunar a 20 millones de personas, casi un tercio de su población.

En estos momentos, autoridades sanitarias de Estados Unidos y la Unión Europea también analizan los datos presentados por Pfizer y BioNTech y podrían autorizar el uso de la vacuna en los próximos días, dando pie a las inoculaciones antes de fin de año, algo que parecía imposible al inicio de la pandemia.