Internacional

Un hombre, quien debido a un engaño estuvo realizando trabajos forzados durante 10 años, logró volver a casa

Tras realizar trabajos forzados durante 10 años, un hombre logró reunirse con su familia en la ciudad de Kaili, en China, con la ayuda de una mujer que vivía en el pueblo de Guizhou, de donde son originarios.

De acuerdo con varios medios internacionales, la mujer se encontró con el hombre en un centro comercial y lo reconoció al instante, a pesar del descuidado aspecto al que estaba acostumbrado por los trabajos forzados; el hombre reaccionó tras ser llamado por su nombre.

Cuando se le preguntó por cómo había reconocido al hombre, la mujer dijo que hace mucho tiempo había escuchado en su pueblo que el señor había desaparecido, y aunque no lo recordaba con claridad, dijo que decidió arriesgarse.

Ya que el hombre reaccionó a su nombre, la mujer le comenzó a preguntar a Wu Fangwen en dónde había estado, pues su familia lo había buscado por todas partes, él dijo que había sido secuestrado para hacer trabajos forzados.

Regresó a casa tras 10 años de trabajos forzados

El hombre, que comparte el apellido con su rescatista, Wu Fangwen, dijo que hace 10 años, cuando salió de su casa, fue engañado para realizar trabajos forzados en una fábrica ilegal de ladrillos en donde fue tratado de forma inhumana.

Esta organización le habría quitado su teléfono móvil y su tarjeta de identificación, por lo que fue imposible escapar hasta febrero de este 2021.

Man missing for 10 years reunited with family after chance encounter in China https://t.co/Ts9Wqa3Aio pic.twitter.com/g7MFjfxIQk

— AsiaOne (@asiaonecom) April 12, 2021

Tras su escape, los trabajadores humanitarios de la oficina regional de asuntos civiles lo encontraron y lo guiaron desde Maoming, en Guangdong, hasta la ciudad de Kaili; debido a los malos tratos a los que fue sometido en los trabajos forzados, Wu Fangwen perdió la memoria y no pudo regresar a casa hasta que la mujer lo reconoció.

Cuando la mujer se puso en contacto con la familia de Wu Fangwen, esta lloró al escuchar que lo habían encontrado.