Internacional

Utqiagvik, la ciudad de Alaska que tendrá 66 días seguidos de oscuridad

Utqiagvik, Alaska.Especial

Los habitantes de la localidad, no verán días soleados sino hasta el 23 de enero del año próximo.

México. - Desde ayer miércoles 18 de noviembre, inicio en la ciudad de Barrow, en Alaska, un fenómeno que es conocido como la “noche polar”, en el cual el sol no se postrará sobre dicha localidad durante los siguientes 66 días.

De acuerdo con lo informado por el Servicio Meteorológico Nacional de Fairbanks, Alaska, será hasta el próximo 23 de enero cuando la ciudad que también es conocida como Utqiagvik, vea de nueva cuenta un día soleado, por lo cual se espera que a lo largo de 2 meses los habitantes de la localidad no vean más que noches.

Según lo indicado por estudios sobre el fenómeno del que se han difundido algunos videos, éste ocurre debido a la “noche polar astronómica”, suceso en el cual el sol permanece debajo del horizonte por más de un día, es decir por periodos de más de 24 horas.

Today marks the last sunset for Utqiagvik, Alaska (formerly known as Barrow) for 2020. The sun doesn’t rise above the horizon for another two months. pic.twitter.com/HAVt0KfmCK

— Bill Kardas (@BillKardas) November 18, 2020

Son embargo, se detalla que dicha región ubicada en el Ártico podrá tener momentos con un poco de luz, pues durante los días la “noche polar” hay segmentos de 6 horas en los que el cielo puede llegar a clarear un poco.

El diario de Estados Unidos, The Washington Post reporta que el fenómeno se registra en latitudes altas, pues es bajo dichas condiciones geográficas que la por la inclinación de la Tierra sobre su eje, las regiones del Círculo Polar Ártico pueden permanecer de espaldas al sol durante días, semanas o incluso meses.

Cabe destacar que Barrow es la ciudad que se ubica en la zona más hacia el norte de todo Alaska, ya que se localiza a casi 500 kilómetros sobre la línea del Círculo Polar Ártico y en ella, habitan aproximadamente 4 mil 300 personas.

Asimismo, la noche polar, trae consigo las condiciones necesarias para que se pueda avistar de manera más sencilla y recurrente otro fenómeno particular, las auroras boreales.