Internacional

Donald Trump debe restaurar el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia a los Estados Unidos.

México.- Un juez federal ordenó al presidente Donald Trump, restaurar totalmente el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), cuyos beneficiarios son mejor conocidos como ‘dreamers’, además de que deberá suspender y proteger de la deportación a los jóvenes migrantes.

De acuerdo con el juez federal Nicholas Garaufis quien preside la Corte del Distrito Este de Nueva York, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) está obligado a reabrir el programa a nuevas solicitudes, posibilidad que fue eliminada por el gobierno vigente durante su intento para derogar el programa que creó su antecesor: Barack Obama durante 2012.

Al resolver el caso “Batalla Vidal vs Wolf”, el tribunal estableció que el programa que beneficia a los ‘dreamers’ debe publicar a más tardar el lunes 7 de diciembre la convocatoria de nuevas solicitudes, las peticiones de renovación y el permiso de viaje que permite la salida de los Estados Unidos, así como el regreso a este.

Adicional a ello, las 66 mil peticiones de renovación de DACA por un año que se emitieron tras el memorando del Departamento de Seguridad Nacional en el verano de 2020 y que se extenderán por dos años.

La agencia EFE señala que en la decisión judicial, Nicholas Garaufis desconoce al secretario interino del DHS, Chad Wolf, dado que este asumió el cargo de forma ilegal cuando el gobierno de Donald Trump canceló el amparo migratorio en septiembre de 2017, invalidando sus disposiciones y el memorando de 2020.

El juez había advertido a la administración trumpista respecto a la elaboración de sus propias leyes, por lo que los propios ‘dreamers’ junto a la organización “Se Hace Camino Nueva York” impugnaron la decisión que se elevó hasta la Corte Suprema de los Estados Unidos.

El presidente electo, Joe Biden, prometió que una vez que asuma el gobierno el próximo 20 de enero de 2021, promovería una legislación que garantizase el estatus migratorio permanente de los beneficiarios del programa DACA en el país.