27 de octubre de 2021 | 14:50
Internacional

Corea del Sur podría entrar en su primer confinamiento

Corea del Sur está experimentando su "tercera ola" con un aumento de contagios por coronavirus Covid-19 imposibles de rastrear
Calles de Corea del Sur
Compartir en

A pesar de haber sido de los primeros países afectados por el coronavirus Covid-19, Corea del Sur ha logrado evitar un confinamiento estricto; sin embargo ante el aumento de nuevos casos en las últimas semanas, las autoridades sanitarias advirtieron a los ciudadanos que se tomen en serio las actuales restricciones, dado que el país enfrenta la posibilidad de entrar en su primer confinamiento desde el comienzo de la pandemia.

A principios del 2020, la Organización Mundial de la Salud reconoció la labor de mitigación del virus por parte de Corea del Sur, después de que las autoridades detuvieron con éxito la propagación del brote inicial debido a una combinación de ardua aplicación de pruebas y técnicas sofisticadas de seguimiento y rastreo de personas infectadas.

A causa del invierno, Corea del Sur está experimentando su «tercera ola» con un aumento de nuevas infecciones por Covid-19 imposibles de rastrear en su totalidad.

Corea del Sur analiza entrar en confinamiento

Yoon Tae-ho, un alto funcionario del Ministerio de Salud de Corea del Sur, señaló que las autoridades sanitarias están haciendo un análisis en conjunto con especialistas, gobiernos locales y el comité de trabajo antivirus sobre la necesidad de elevar las restricciones al máximo, es decir, al nivel 3, pues las restricciones se encuentran actualmente en el nivel 2.5.

Como parte de las restricciones de un posible confinamiento en Corea del Sur, estarían que las actividades escolares y eclesiásticas se realicen vía Internet con el fin de disminuir la movilidad social y con ella, los contagios.

En caso de imponer un confinamiento, podría resultar perjudicial para las pequeñas empresas y los trabajadores independientes, señaló Yoon.

Situación actual por el Covid-19 en Corea del Sur

Como parte de las restricciones del nivel 2.5 que ha promovido el gobierno de Corea del Sur está el instar a la ciudadanía a acatar las medidas de distanciamiento social en el área metropolitana de Seúl, que representa alrededor de 26 millones de habitantes.

El alcalde interino de Seúl, Seo Jung-hyup, advirtió que la capital enfrenta una escasez crítica de espacio hospitalario, con 77 de las 78 camas de unidades de cuidado intensivo (UCI) ocupadas por pacientes con coronavirus.

La semana pasada, militares y la policía doblegaron esfuerzos para apoyar con el rastreo de personas que han tenido contacto con personas infectadas, mientras que los centros de realización de pruebas extendieron su horario hasta la noche y los fines de semana para el área metropolitana de Seúl.

Tan solo este martes 15 de diciembre, en Corea del Sur se registraron mil 078 nuevos casos, la cifra más alta desde el inicio de la pandemia, lo que eleva el total nacional a 45 mil 442. En tanto que 226 pacientes se encuentran en estado crítico. Asimismo, hubo 12 nuevos fallecimientos, sumando un total de 612.