Internacional

Alaska ofrecerá vacunas contra Covid-19 gratis

Quinhagak en Yukon Delta, AlaskaMark Ralston / AFP

Las vacunas contra coronavirus se aplicarán en aeropuertos a partir del 1 de julio, según el gobernador.

México.- El gobernador de Alaska, Mike Dunleavy, anunció que el estado ofrecerá vacunas gratuitas contra coronavirus Covid-19 en sus principales aeropuertos, a partir del 1 de junio, para reforzar la industria turística que fue golpeada por la pandemia.

El gobernador de Alaska indicó en su cuenta de Twitter que todos los turistas que lleguen al destino el verano recibirán la vacuna contra coronavirus en los aeropuertos, como parte del plan para reiniciar el turismo en la zona.

Alaska es uno de los estados con la tasa de vacunación contra coronavirus más alta de Estados Unidos (EU). Casi uno de cada 3 habitantes del estado, del total de 253 mil 240 personas, ya ha recibido la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus, y más de uno de cada 5 ya tiene los esquemas completos.

Los residentes de 65 años o más en Alaska son los que cuentan con mayor cobertura. El 70 por ciento de los adultos mayores del estado ya están vacunados contra coronavirus.

"Alaska está en camino de lograr la inmunidad colectiva. Si mantenemos este ritmo rápido de vacunación, pronto llegaremos al punto en que será poco probable que se propague más la enfermedad"Mike Dunleavy, Gobernador de Alaska

Vacunas para turistas en Alaska

Las vacunas contra el coronavirus en Alaska se aplicarán en los aeropuertos de Anchorage, Fairbanks, Juneau y Ketchikan. También podrán acudir vecinos de Alaska que acudan a recoger a sus familiares.

Hasta el momento no se ha especificado si la vacunación será para turistas nacionales o internacionales. Los viajeros recibirán las dosis de Moderna y Pfizer.

Como el plan es preliminar, no se han dado más detalles sobre registros. Sólo se acotó que quienes viven en Estados Unidos y ya son elegibles para la segunda dosis de sus vacunas pueden recibir la nueva dosis en Alaska.

El cierre del turismo en Alaska dejó una pérdida de 60 mil millones de pesos, debido a que los cruceros dejaron de llegar a la región.