miércoles 19 de junio de 2019 | 01:03
Internacional

Trump afirma “no creer en las encuestas”

@Beam mié 12 jun 2019 22:20
Foto propiedad de: Alex Brandon / AP

Donald Trump arremetió contra las encuestas, luego de que se reportara que sus propios sondeos lo ponen en una posición precaria en su búsqueda de reelegirse.

Estados Unidos.- Donald Trump retomó sus ataques contra las casas encuestadoras, señalando que muestran resultados falsos y ridículos.

Los dichos del mandatario norteamericano llegan después de la difusión de una nota en el New York Times, señalando que la Casa Blanca realizó una encuesta interna “devastadora” que ponía en aprietos sus intentos por reelegirse presidente el próximo año.

Trump afirmó públicamente que la presunta filtración de “encuestas falsas” en donde aparece detrás de otros aspirantes Demócratas a la presidencia es algo “ridículo”, incluso señalando que en las encuestas de la Casa Blanca “va ganando en cada estado en donde han encuestado”.

Puedes leer: Trump saca una hoja doblada de su saco; dice que es el acuerdo con México y aún no se ha revelado

La nota del New York Times afirma que Trump, tras ver los resultados, pidió a sus ayudantes en Washington el negar que el ex vicepresidente Joe Biden va delante de él en varios estados clave del país.

Esto no habría sido lo único, de acuerdo al diario. Trump también habría pedido a  sus asesores el señalar públicamente que otros datos lo mostraban con buenos resultados en las encuestas.

El propio Trump señaló que existen encuestas que nadie ha visto, en donde aparece con otros resultados.

“Estamos haciendo pocas encuestas porque no soy un gran creyente en las encuestas. Creo que sales a dar pelea y no necesitas encuestas. Necesitas ideas, más que encuestas. Tenemos algunas encuestas internas, muy pocas y son increíblemente fuertes. Lo más fuerte que he estado es exactamente hoy”, señaló.

El mandatario también llevó a cabo su ataque en Twitter, señalando que gracias a las redes sociales, pueden combatir las “encuestas falsas” que “suprimen” los supuestos “verdaderos números” de aprobación.