miércoles 19 de junio de 2019 | 01:06
Internacional

Juzgan a mexicana en España por terrorismo islámico

Angeles Pillado mar 11 jun 2019 18:29
Ana Marilú Reyna, la mexicana que está siendo juzgada en España por terrorismo
Ana Marilú Reyna, la mexicana que está siendo juzgada en España por terrorismo
Foto propiedad de: Paco Campos / AP

Ana Marilú Reyna enfrenta el juicio junto a su esposo Aziz Zaghanane

México.- Ana Marilú Reyna, una mexicana oriunda de Monterrey, Nuevo León, será juzgada en España junto a su esposo de nacionalidad marroquí por reclutar a personas para el grupo extremista Estado Islámico.

La Audiencia Nacional condenó el año pasado a Aziz Zaghanane, esposo de la mexicana, a seis años de prisión por el delito de adoctrinamiento activo terrorista, mientras a ella se le dictó un año de prisión por enaltecimiento del terrorismo, sin embargo, el Tribunal Supremo anuló la sentencia y ordenó a principios de 2019 la repetición del juicio.

Puedes leer: SRE confirma detención de mexicana en España por yihadismo

El matrimonio tampoco fue absuelto, pero el tribunal solicitó que para el nuevo juicio se cuente con los testimonios de los otros tres acusados en el caso, quienes aceptaron sus condenadas desde el inicio y por lo tanto no declararon durante el primer juicio.

A Reyna los fiscales la acusan de establecer redes con otras personas tras hacer una “inmersión en el Islam radical” para enaltecer su fuerza ideológica. 

De catequista católica a radical yihadista

Ana Marilú Reyna de 40 años, nació en Monterrey y pasó de ser catequista en la Iglesia Católica a conversa del Islam, por un deseo, según dijo ella misma: “de ahondar en cuestiones espirituales”, tras una amplia lectura sobre la religión musulmana.

La mexicana se mudó a España en 2011 para casarse con su esposo, Aziz Zaghanane, a quien había conocido por internet. En 2016 ambos fueron detenidos como parte de la operación de la Guardia Civil en contra del yihadismo, por lo que la custodia de sus dos hijos quedó con los abuelos paternos en Marruecos.

Recomendamos: Cae Estado Islámico, pero no han encontrado a su líder

La pareja acudió ante la Audiencia Nacional y admitió que debatían en redes sociales asuntos vinculados al Islam y la guerra en Siria, siendo enfáticos sobre el rechazo a los postulados y la violencia que ejerce el grupo radical Estado Islámico al cual Zaghanane se ha referido como “terroristas”.

Las autoridades españolas acusan a la pareja de integrar una estructura con jerarquía basada en los ideales del grupo islamista entre la comunidad musulmana de Pinto y Ciempozuelos, dos localidades ubicadas en las afueras de Madrid, con la única finalidad de adoctrinar a sus miembros en la causa salafista radical.

Con información de AP