29 de noviembre de 2021 | 09:11
Geek

    Rick and Morty: Virtual Rick-ality es lo más cerca que estarás de los personajes (Reseña)

    Una corta, pero divertida experiencia.
    Rick and Morty: Virtual Rick-ality
    Compartir en

    Sumando un título más a su catálogo VR, PlayStation presentó Rick and Morty: Virtual Rick-ality, título que ya estaba disponible en otras plataformas de realidad virtual; pero que hasta hace unos días llegó al PS VR. 

    El juego nos pone en el extraño universo de Rick y Morty, concretamente en su casa, donde deberemos de hacer todas las tareas domésticas que el desobligado científico loco no quiere hacer, como lavar la ropa o probar alguno de sus peligrosos inventos.

    Lo anterior a través de una serie de acertijos, y algunas fases de acción, porque lavar calcetines implica una ciencia más elevada de la que todos supondríamos. Cada uno de estos retos tienen un buen nivel de dificultad y aprovechan todos los aspectos del visor y los mandos de movimiento. Además, para que no sea complicado movernos entre distintas habitaciones, existe un teletransportador que nos llevará inmediatamente a donde queramos.

    Otra cosa a destacar es la ambientación, muy bien lograda para un título VR, pues los fans identificarán al momento cada uno de los elementos que pueden ver en la popular serie. Aún más si tomamos en cuenta que las voces del show participan en el juego; eso sí, si no estás acostumbrado al idioma inglés, es probable que no captes todos los diálogos a detalle.

    Lo mismo para la duración, que a lo mucho serán unas tres horas, por lo que si decides hacer una sesión larga, no te cansarás por tener el visor tanto tiempo.

    Lamentablemente, aunque las mecánicas no son del todo complejas, se llega a dificultar porque el juego a veces no reconoce tus movimientos; aunque suene extraño, el dispositivo te "pierde de vista", por lo que la interacción con el ambiente virtual resulta poco fluida o intermitente, en el peor de los casos.

    Rick and Morty: Virtual Rick-ality es la muestra de que las desarrolladoras se están tomando en serio esto del VR, pues el juego ya muestra una calidad superior a lo que veíamos al inicio de esta tendencia en videojuegos. Aún falta hacer algo de trabajo, sobretodo en lo que se refiere a los sensores de movimiento; claro que cuando las acción es fluida, nos encontramos con un título por demás encomiable y divertido.