Geek

La irreverencia llega a Switch con 'Saints Row IV: Re-Elected' (Reseña)

Saints Row IV Re-Elected portadaDeep Silver

'Saint Row IV: Re-Elected' para Switch no es le mejor exponente de la consola; pero sí el más irreverente y divertido de toda su galería.

La saga 'Saint Row' ha estado presente desde hace mucho tiempo en nuestras memorias; de estar a la sombra de 'GTA', a tener personalidad propia, siendo la cúspide de la saga 'Saint Row IV: Re-Elected', el cual llega por primera vez al Nintendo Switch.

Saints Row IV Re-ElectedDeep Silver

El juego es un amalgama de humor escatológico y sexual, referencias a otras sagas, y múltiples clichés de los videojuegos, así como de la cultura contemporánea en general; muestra de ello es su inicio, donde tienes que desmantelar un grupo terrorista y detener un misil nuclear. 

Después de esto, eres elegido presidente de Estados Unidos; pero no pasa mucho hasta que unos aliens empiezan su ataque y eres introducido a un mundo virtual a todo el estilo 'Matrix', donde para escapar tienes que sembrar el caos de la manera más desenfrenada posible.

Superpoderes dentro de un sandbox

'Saint Row IV: Re-Elected' es un sandbox en tercera persona, el cual te da completa libertad de hacer y deshacer lo que se te imagine; para ello dispones de una gran cantidad de armas tanto humanas como alienígenas. 

Poderes Saints Row IV Re-ElectedDeep Silver

Además de contar con una gran cantidad de autos y atuendos para ir en tono con este alocado mundo; sin embargo, lo más divertido son los superpoderes que adquieres después de un rato de jugar la historia, siendo los principales súpervelocidad y súper salto.

Aunque hay muchos más, como poder congelar a tus enemigos; esto lo diferencia completamente de un 'GTA', haciéndolo único en un género tan gastado; sin olvidar claro, su humor negro, burlas a otras sagas y referencias pop en todo momento.

Se nota el paso de los años

El juego original salió para Xbox 360 y PlayStation 3, y eso se nota en la parte gráfica. A pesar de algunas mejoras, no llega a los resmaster de Xbox One o PlayStation 4; aúnque los desarrolladores aprovechan la estética oscura para ocultar ciertos detalles.

Saints Row IV GameplayDeep Silver

El juego en modo portátil corre bastante bien, con la resolución dinámica entre 480p y 720p, aunque el detalle viene en el modo dock; aquí sí se nota en momentos el bajón de frames, sin mencionar que los controles se sienten algo anticuados y no son tan responsivos.

La parte sonora es uno de sus puntos fuertes, ya que las licencias musicales son excepcionales y las implementan extraordinariamente, haciendo que las peleas sean épicas; ya sea salvando al mundo de una bomba nuclear al sonido de Aerosmith o ir corriendo a máxima velocidad escuchando a Outkast.

Un juego de los que ya no hay

'Saints Row IV: Re-Elected' es un juego de los que ya no hay, lleno de humor negro y hecho para una época donde los desarrolladores tenían mas libertad creativa, tanto para explorar otros géneros, como llevar una idea a sus últimas consecuencias.

Si lo jugaste en su lanzamiento para la pasada generación, no vas a encontrar algo nuevo, más que la opción de jugarlo donde sea gracias a la portabilidad del Switch; lo cual deberías de tomar en cuenta si lo piensas adquirir nuevamente.

Si por el contrario es la primera vez que oyes del juego, te gusta el humor negro, y un mundo abierto donde puedes destruir lo que quieras al estilo 'Matrix', entonces te va a encantar. Eso sí, sería bueno que pasaras por alto su avejentada apariencia.