¿Cuál es el problema con Shun en Saint Seiya de Netflix?

Shun
ShunToei Animation

El ser más incluyente le quitó diversidad a la serie.

Shun, el Caballero de Bronce de la constelación de Andromeda en Los Caballeros del Zodiaco será una mujer en la versión de Netflix de la serie; en estos momentos eso ya no es ninguna sorpresa para los fans, de esto dio cuenta el trailer lanzado el pasado 8 de diciembre. Como suele suceder cada que se da un cambio radical en un personaje establecido, la comunidad se manifestó en contra del mismo, asegurando en su mayoría que afectaba de manera negativa a la producción, tomando en cuenta la serie original.

Si bien en la mayoría de los casos este tipo de ataques son emitidos por puristas que no aceptan los cambios en general; en esta ocasión, existen argumentos fuertes para considerar que, en efecto, el guionista Eugene Son y todo el staff de Netflix cometieron un grave error.

¿Cuál es el problema con Shun en Saint Seiya de Netflix?

En una larga explicación en Twitter, Son mencionó que se le hizo el cambio de género a Andromeda porque se quería adaptar la serie a nuestros tiempos, donde ya no se concibe tan fácilmente que exista un grupo de hombres salvando a una mujer; actualmente las sociedades son más heterogéneas, con hombres y mujeres trabajando lado a lado. Así, se decidió tener a un integrante femenino al lado de los protagonistas, pasaron de largo con Marin, Shaina, Miho, Shunrei y la propia Saori, para usar a Shun, quien se adecuaba a sus necesidades. Esto con el fin de evitar dar una postura política errónea.

Irónicamente, el hecho de ser incluyente provocó que se le quitara diversidad a la obra. En la publicación original de Masami Kurumada y la animación de Toei, cada uno de los Caballeros tenía una personalidad distintiva; Seiya el más desenfadado, Shiryu el más solemne, Hyoga el más arrogante e Ikki el más agresivo y violento; sin embargo, todos ellos tenían al combate como una de sus características, la pelea y la ofensa era parte de ellos, como guardianes de Athena.

Ahí es donde entra la diferencia, aquél que a pesar de ser parte del mismo grupo era el más singular de todos; Shun de Andromeda. Él siempre se manifestó como alguien delicado y sensible, tanto así que no tenía empacho en llorar; además no gustaba de pelear o lastimar a alguien, incluyendo a sus enemigos, siempre optó por razonar primero antes de atacar a los otros. Esto servía no sólo de contrapeso para con sus amigos, también para su hermano, el Fénix, el cual era todo lo contrario.

Sin embargo, aunque en su mayoría podíamos decir que era representado como alguien débil; la realidad es que tenía un gran poder, sólo que no estaba dispuesto a usarlo por lo anteriormente explicado. La muestra más clara se da en la Saga de Hades, el propio Dios de la Muerte lo elige como su receptáculo en el mundo terrenal por ser una de las personas más poderosas y más puras del mundo contemporaneo.

Aún más, dadas sus características alejadas de lo estereotípicamente masculino, siempre sembró la duda acerca de su orientación sexual, cosa que nunca se ha aclarado realmente; pero eso jugó a su favor: si era homosexual, significaba que se podía ser un guerrero poderoso, aceptado plenamente dentro de una comunidad de personas heterosexuales sin ningún problema; por el contrario, si era heterosexual, demostraba que un hombre podía llorar, ser delicado y sensible, sin perder ni un ápice de fuerza.

Esto agradaba a muchas personas, hombres y mujeres, homosexuales y heterosexuales por igual; sí, hubo muchas bromas a su alrededor, pero nunca fue alguien odiado en realidad por los fans.

Al presentar su versión femenina, todo esto que les mencionamos pierde sentido. Durante años la mencionadas bromas iban en relación a que Shun era una "niñita", "mujercita", por decir lo menos; ahora que es una figura femenina se está confirmando que en efecto, todo lo que representa Shun está acorde a lo femenino; la delicadeza, las lagrimas, la sensibilidad, el no querer agredir a nadie, la aparente debilidad, todo eso es propio de las mujeres.

Si por otro lado se les ocurre que esta nueva Shun es una mujer agresiva, como sus compañeros; entonces se le está alineando a los mismos, señalando que un guerrero o guerrera no puede ser delicada, se necesita una predisposición a la violencia. Así, no habría diferencia entre Andromeda y el Fénix, los hermanos serían uno y lo mismo.

Otro problema, Shun era constantemente rescatado por Ikki; ¿Cómo se manejará esto ahora? Lo decimos por lo mencionado por Eugene Son, no se quiere mostrar a un hombre rescatando a una mujer; si lo hacen se verá como algo incorrecto, pero si no lo hacen se cae en el párrafo anterior. Andromeda pierde su esencia.

Todo indica que a Netflix, su remedio fue peor que la enfermedad; al querer hacer más incluyente a la serie, acabaron con el único elemento diferenciador de la misma. No sólo eso, no solucionaron nada en realidad; el problema no era que todos los protagonistas fueran hombres, sino que nunca se le dio un peso fuerte a varias de las mujeres, después de 12 Casas, Marin y Shaina dejaron de desarrollarse, Shunrei y Miho fueron olvidadas, y Saori en realidad siempre fue un pésimo personaje, que más que ser una ayuda, era un lastre para los Caballeros. Ahí es donde se debía de atacar, no en otros aspectos que ya funcionaban de manera adecuada. En su necesidad de evitar una postura política negativa, se toparon precisamente con esa lectura.

0
comentarios
Ver comentarios