Geek

Lo que no sabías de Morgan Stark, la hija de Iron Man en Avengers Endgame

Tony Stark Iron ManMarvel

La encantadora hija de Tony Stark es el personaje más importante de la última película.

A estas alturas de la semana, seguramente ya estás más que enterado de todo lo que sucede en la última entrega de Avengers, pero como siempre, la película del Universo Cinematográfico de Marvel nos sorprendió al mostrarnos un nuevo personaje que ha dejado enamorados a todo mundo. 

Estamos hablando de la carismática Morgan Stark, la pequeña hija de Tony Stark que a pesar de que ya había sido mencionada anteriormente, tuvo su debut y despedida en el filme que rompió lo más importantes récords de taquilla.  

Puedes leer: Lo que pensamos de Avengers: Endgame

A partir de ahora, no nos hacemos responsables por los spoilers (Aquí te decimos qué es un spoiler). 

El inicio de su historia 

La primera vez que escuchamos el nombre Morgan Stark en la serie de películas fue en Infinity War cuando durante una escena de amor, Tony le confiesa a su amada Pepper Potts que tuvo un sueño en el que tenían un hijo (no se especifica el género) con ese nombre, que curiosamente comparte con un tío de ella. 

Pero dentro del universo de Marvel estos dos no son los únicos personajes je comparten nombre. Existe también otro que es el primo de Iron Man y es a la vez su mayor rival pues la ambición lo lleva a tratar de apoderarse de los negocios de Tony. 

Recomendamos: ¿Por qué Avengers: Endgame no tiene escena postcréditos?

La razón de Tony Stark

Morgan nace luego de que los vengadores se vieran obligados a dejar la lucha por el bien del mundo. 

Cómo sabes si ya viste la película, cuando Thanos destruye las Gemas del Infinito, cada uno de los héroes protagonistas toman caminos distintos en sus vidas; Tony elige hacer realidad su más grande sueño: formar una familia con Pepper y es así cómo llega Morgan, una niña dulce y carismática que ama a su familia. 

Pero es justamente ella quien motiva a Stark a recuperar su antigua vida pues aunque es un riesgo alto, no quiere quedarse con la idea de haber renunciado a luchar por un universo mejor para ella.