2 de agosto de 2021 | 06:19
Geek

'Crusader Kings III'; la fórmula para gobernar un reino medieval (Reseña)

Guerra, alianzas e intrigas; todo en un sólo juego de estrategia.
Crusader Kings III
Compartir en

¿Qué se necesita para gobernar un pueblo, seguir expandiendo territorios, formar alianzas y asegurar tu dinastía sin fracasar en el intento? Es algo que tendremos que descubrir a base de prueba y error en 'Crusader Kings III' de Paradox Interactive.

El juego tiene un ámbito histórico muy importante ya que se basa completamente en la época feudal, teniendo dos puntos de inicio, el año 867 durante la época carolingia, y el 1066 durante la guerra por la corona de Inglaterra. 

En ambos casos, irás avanzando en el tiempo intentando expandir sus territorios, manejar alianzas y asegurar tu dinastía mientras conjuras planes contra otros gobernantes para conseguir todo lo que quieres, sin olvidar que ellos intentarán hacer lo mismo.

Si alguna vez deseaste experimentar la política sin sus nefastas consecuencias reales, al mismo tiempo que entras a la acción en un RTS; bueno, 'Crusader Kings III' te da todo eso y más, pues la estrategia no sólo se verá en el campo de batalla, también en la mesa de negociación.

Como 'Age of Empires' fusionado con 'Los Sims'

La historia de 'Crusader Kings III' transcurre a lo largo de 586 años, pocos comparados con otros juegos del género; sin embargo, lo interesante es que a lo largo de esa narrativa cambias varias veces de personaje por uno de tu descendencia que hereda todos los logros y problemas de su antecesor.

El género del juego se puede definir como un simulador al estilo Sims; pero en la edad feudal, con todo lo que esto conlleva, aquí se reemplaza el ir al gimnasio con declararle la guerra al imperio de junto, o el llevar a tu hijo a su partido de fútbol con arreglarle un matrimonio para fortalecer una alianza. 

La libertad de acciones, decisiones y caminos a seguir es inmensa y eso hace que no haya una sola manera correcta de jugar, lo único que si debes de priorizar es la descendencia, ya que la única forma de perder el juego es que tu personaje muera (o lo asesinen) y no tenga sucesor.

La Edad Media nunca fue tan colorida

Gráficamente el juego es bueno, tanto en el apartado 3D, como en las ilustraciones, se nota que Paradox le dio mucho cariño a 'Crusader Kings III' para que sea muy agradable a la vista; esto a pesar de que los RTS no se caracterizan por tener estética deslumbrante.

El apartado sonoro de igual forma es bueno; aunque se queda un poco corto en comparación con su parte gráfica. Al menos en la música, varias melodías no terminan de adecuarse completamente con el momento. La parte de efectos de sonido por el contrario es adecuada y te ayuda a meterte en la historia.

Para que el juego no sea abrumador, Paradox puso un tutorial algo extenso; pero bien explicado de todo lo que necesitas saber para poder adentrarte a este mundo sin complicaciones. No obstante, esto es sólo lo mas básico, así que es tarea del jugador descubrir el verdadero potencial del título.

Para que los generales de ordenador exploten todo su potencial

Si eres fan de esta saga y los RTS, 'Crusader Kings III' te encantará; sus creadores hicieron un trabajo muy bueno y sin duda será una de las entregas favoritas de todos los tiempos.

Los que prefieren el hacer gestión y la simulación de vida, la obra de Paradox también tiene algo para ellos, pues de verdad sientes el peso de llevar un reino hasta su punto más alto; siendo una experiencia bastante realista tanto en las mecánicas de juego, como con los personajes que presenta. 

Pero si quieres un juego más casual, al estilo de únicamente manejar un ejército, hay mejores títulos, ya que este en lo poco que flaquea es en las batallas y el manejo de unidades en el campo de batalla.