Geek

Científicos de la NASA descubren posibles pruebas de un universo paralelo

Universo.Pixabay

De acuerdo con los autores del estudio, en ese posible universo paralelo el tiempo transcurre a la inversa del nuestro.

El universo paralelo es un tema que se aborda con frecuencia en películas de super héroes y de ciencia ficción, sin embargo, científicos de la NASA afirman haber encontrado pruebas de que existe en la vida real.

De acuerdo con un estudio publicado por la American Physical Society, gracias a una investigación anual que realiza la NASA desde 2016 en la Antártida, los especialistas encontraron evidencia de un nuevo tipo de partícula “fantasma”, que está fuera de la clasificación del modelo estándar de la física de partículas.

Esto, consideran, podría ser evidencia de un universo paralelo donde el tiempo transcurre a la inversa del nuestro.

El hallazgo se registró en la Antártida

El estudio se basa en los registros de rayos cósmicos que detecta la Antena Antártica de Impulso Transitivo (ANITA), cuya tarea es estudiar las partículas subatómicas que llegan del espacio a la Tierra, a la velocidad de la luz.

Se trata de los neutrinos cósmicos de ultra energía (UHECR), que pueden detectarse fácilmente en la Antártida gracias a sus corrientes de aire frías y secas.

Peter Gorham, uno de los autores del estudio y especialista en física experimental de partículas, señaló que durante el primer vuelo de ANITA, en 2016, detectaron una “extraña ocurrencia”, que se repitió al año siguiente. En el tercer vuelo, el doctor Gorham decidió darle otra lectura a las observaciones pasadas.

ANITA detectó algo que "parecía imposible"

La antena puede detectar los neutrinos gracias que, al chocar con el hielo de la Antártida, provocan la explosión de partículas secundarias que emiten ondas de radio horizontales, un efecto conocido como radiación Askaryan.

En su primer vuelo, ANITA registró 16 de estos eventos, pero hubo un evento fuera de lo ordinario que los investigadores consideraron como “ruido” que en realidad era un neutrino cósmico que no producía el efecto de choque.

Según los autores de la investigación, el neutrino parecía provenir, no del espacio, sino de la superficie terrestre, lo que creían imposible.

En el tercer vuelo, ANITA registró 20 neutrinos cósmicos además de un UHECR detectado desde el hielo de la Antártida, sin que fuera observado elefecto de polarización.

¿Indicios de una partícula que cambia de forma?

Los científicos reconocen que existe la posibilidad de que todo sea producto de un error en el experimento. Sin embargo, Gorham planteó la posibilidad “de una en mil millones” de una partícula que pudiera cambiar de forma.

El físico explicó a New Scientist que al llegar a la Tierra, la partícula entra siendo de un tipo específico, luego se transforma y sale de la superficie como otro tipo de partícula.

“No todos estaban cómodos con la hipótesis”.Peter Gorham, uno de los autores del estudio.

Evidencia de un universo paralelo, la otra teoría

Es por ello que llegaron otra teoría, todavía más espectacular, que considera a los UHECR “terrestres” como posible evidencia de un universo paralelo, donde el tiempo transcurre de forma inversa.

De acuerdo con esta teoría, que ha servido como premisa de novelas y películas, la explosión del Big Bang dio origen a nuestro universo, que aparentemente sigue una línea recta en el tiempo.

Pero la Gran Explosión también habría implicado la creación simultánea de otro universo o incluso más, que siguen otras líneas de tiempo.

Ya sea que alguna de las teorías planteadas sea correcta o errónea, lo único en que todos pueden estar de acuerdo es que esta partícula “imposible” abre una nueva y emocionante línea de investigación para la física.

Con información de Noticieros Televisa.