jueves 15 de noviembre de 2018 | 04:05
Geek

Nintendo LABO es más que cartones "caros"

Pablo López / SDPnoticias.com jue 08 nov 2018 18:46
Nintendo LABO
Nintendo LABO
Foto propiedad de: Nintendo

Se trata de una gran experiencia interactiva por parte de La Gran N.

Desde su anuncio, Nintendo LABO se prestó a la polémica; por un lado los fans de La Gran N estaban decepcionados porque no se presentó nada relacionado con las franquicias conocidas, por el otro, el público general se mostró indignado debido a que parecía que se nos estaba vendiendo mero cartón a un precio exagerado.

Ahora, después de algunos meses de haber salido en otros territorios; LABO ya está en México y te podemos decir que la experiencia va más allá de tener "cartón caro".

Si bien el producto es recomendado para menores de edad; en realidad cualquier persona puede disfrutarlo, pues cuenta con diversas capas de interacción.

La primera y más inmediata es la de armar los distintos dispositivos; nosotros tuvimos la oportunidad de armar el mando del submarino y te podemos decir, que si bien es algo laborioso, se trata de algo muy intuitivo que se puede gozar en solitario o con la compañía de alguna persona; en este caso se insta a que los padres armen las cosas junto con sus hijos; pero reiteramos, no se limita a esto, dos adultos pueden ser constructores sin ningún problema.

Las estructuras están muy bien pensadas y se adecuan de buena manera para que no se necesite nada más que tiempo, así como dedicación, para realizar la actividad.

Sin embargo, donde LABO muestra todo su potencial es cuando se ejecuta el software que viene con las plantillas. Dependiendo del kit se muestran distintas actividades, en nuestro caso tuvimos acceso al "Kit de Vehículos"; así, el juego en pantalla requería de manejar tres tipos diferentes de máquinas.

Cada una de estas se conducía de manera diferente, de acuerdo a las características de nuestro mando de cartón. No sólo eso, el vehículo en pantalla modificaba su naturaleza dependiendo del mando al que metiéramos la llave "Joy Con", llegando a un nivel de inmersión pocas veces visto.

No sólo eso, la respuesta de cada uno de los transportes era precisa; algo que no se esperaría de un control que hicimos hace apenas un minuto. Además, estos mismos tienen una buena resistencia; si bien no son tan firmes como algo de plástico, en nuestra prueba se les dio un uso "normal" y jamás se sintió que se fueran a romper.

Por otra parte, esto no es una gran preocupación, pues Nintendo aseguró que podemos crear nuestros propios repuestos, por su algo se llegara a maltratar. Ahora bien, esto es un tanto engañoso, pues notamos que hay piezas que no se podrían recrear, debido a que LABO detecta el movimiento mediante una serie de calcomanías sensibles, si estas no están, el dispositivo podría no funcionar de manera adecuada. 

Más que material desechable, piensa que estás creando tus propios periféricos para tus juegos favoritos; sí, dijimos juegos, de acuerdo con La Gran N, habrá soporte en distintos títulos, por el momento, el volante LABO puede ser usado en Mario Kart 8, pero se espera que esto se expanda a otras obras.

Todo suena interesante; pero ¿Y el precio? Después de investigar un poco dimos cuenta que en México, LABO tiene un costo promedio de entre 1500 y 1700 pesos (dependiendo la tienda se puede elevar o reducir el costo); en otras palabras, tiene un costo similar que un juego de estreno o de una edición especial. Es decir, nada fuera de lo normal si estás acostumbrado a consumir este tipo de entretenimiento.

Sí, LABO es un concepto un tanto extraño y difícil de explicar para la comunidad; se trata de algo que se tiene que experimentar de primera mano para convencer de que es más que simples cartones a precio elevado. Si te decides a darle una oportunidad, ya sea como una experiencia personal o para compartir con alguna persona; ten por seguro que te sorprenderá de una buena manera.