Estilo de vida

Planta de tabaco podría ser útil para combatir al Covid-19 

Planta del tabacoPixabay

Una vacuna contra el Covid-19 podría desarrollarse a partir de la planta del tabaco

Encontrar una vacuna que neutralice al coronavirus ha sido la principal misión de todos los países desde que la pandemia surgió y, aunque muchos han hecho pruebas con diferentes medicamentos, se ha revelado que la planta del tabaco podría ser una pieza clave para desarrollarla.

Esta novedosa investigación contra el Covid-19 está siendo liderada por la Universidad Tecnológica de Queensland en Australia. De acuerdo a estudios realizados a la planta de tabaco -conocida como Nicotiana benthamiana- esta podría actuar como una biofábrica de moléculas.

De acuerdo al profesor Peter Waterhouse del Laboratorio de Genética Molecular (LMG) de la Universidad Tecnológica de Queensland, (QUT) se trabaja con la Nicotiana benthamiana, planta endémica de Australia, pues ha mostrado cierto potencial en luchar contra el Covid-19.

La planta de tabaco produce anticuerpos -lo cual es inusual en las plantas- por lo que posee un potencial innato como biofábrica de producción para las vacunas contra el coronavirus; para ello se encuentran desarrollando las secuencias del genoma de la planta de tabaco para saber específicamente cómo podría combatir contra el coronavirus.

El virus del Sars-Cov-2 es el causante de la enfermedad del Covid-19 y se estima que se están produciendo y desarrollando al menos 20 vacunas en el mundo pero, de ser exitosa el desarrollo de la vacuna producida con la planta del tabaco, podría masificarse y enviarse a todo el mundo a costos accesibles.

De hecho, este proyecto no es nuevo pues se inició hace tres años con la idea de hacer plantas con la capacidad de crear vacunas con altos estándares de calidad en anticuerpos, todo antes de que el Covid-19 surgiera.

Ante esto, los biotecnólogos que estudian la Nicotiana benthamiana agregarían a las hojas de la planta instrucciones del ADN del coronavirus para que ésta sepa crear la vacuna contra el virus que ha dejado un millón 438 mil 994 casos confirmados en todo el mundo y 85 mil 586 muertes.