Estilo de vida

5 hábitos que hacen que tu cama se llene de gérmenes

Limpiar, limpiar y limpiar...Internet

La higiene de tu cama debe ir más allá de lavar tus sábanas una vez a la semana.

Aunque creas que eres la persona más limpia del mundo, debes saber que existen cosas que haces todos los días y que invitan a miles de gérmenes al sitio más sagrado de tu hogar: tu cama.

Es posible que creas que existen personas que también son súper exageradas a la hora de mantener reglas en su habitación como prohibir el desayuno en la cama, y es que en serio, nadie quiere ver su habitación convertida en un cultivo de ácaros y demás bichos desagradables.

No hay forma real de escapar de los gérmenes, a menos de que esterilices tu cuarto y lo limpies con más frecuencia que de costumbre. Así que si no te queda de otra más que aceptar que cohabitaràs con microbios repulsivos para el resto de su vida, es posible que al menos quieras reducir las invitaciones a crecer entre tus sábanas evitando lo siguiente:

1. No lavar tus sábanas

Éste es obvio, pero es sin duda el más importante. Los seres humanos arrojan media onza de piel por semana, la mitad de esa cantidad se queda en la cama, lo que se va acumulando con el paso del tiempo.  De hecho, el 10 por ciento del peso de una almohada se compone de los ácaros del polvo y sus excrementos; asi que si quieres evitar este tipo de huéspedes, lávalas al menos una vez a la semana.

2. Comer en la cama

Claro, el desayuno en la cama es un gesto romántico, pero viene con un precio considerable. Las migajas dejadas pueden crear bacterias y atraer insectos a tu cama.

5 hábitos que hacen que tu cama se llene de gérmenes

3. No lavar tu pijama

Sudas cuando duermes, la ropa de cama se debe lavar al menos cada dos días o en serio, estás creando un paraíso húmedo para los ácaros del polvo y otras bacterias.

4. Permitir mascotas 

No hay nada más reconfortante que quedarse dormido junto a tu mascota. Por desgracia, sus patas sucias, las posibles pulgas y demás, aumentan la posibilidad de una infección y sobre todo, de llevar otros organismos a vivir a nuestra cama.

5. Poner tu monedero / bolsa / cartera sobre la cama

Tu cartera va a todas partes contigo y posiblemente seas de las personas que pone su bolsa sobre la cama al terminar el día.  Si es así, debes tener en cuenta que siempre colocamos nuestras pertenencias en superficies sucias, mesas, el piso del metro y demás.