Estilo de vida

Encuentran 16 nuevas especies de peces "ultra negros"; son casi invisibles

Pez ultra negroKaren Osborn / Smithsonian

La piel de estas especies es tan negra que les permite ser casi invisibles en su hábitat. 

Gracias a las exploraciones de un equipo de biólogos marinos, 16 nuevas especies de peces "ultra negros", literalmente salieron a la luz por primera vez. Se trata de ejemplares encontrados por redes a 200 metros de profundidad cerca de la Bahía de Monterey en California.

En un informe publicado en la revista Current Biology, los especialistas revelaron que dichos especies absorben hasta el 99% de las luz que toca su piel, lo que quiere decir que son prácticamente invisibles a los ojos de otros peces de aguas profundas

Según explicaron los investigadores, a 200 metros de profundidad, la luz del sol no alcanza a alumbrar el agua, por esta razón, muchas especies de aguas profundas han desarrollado la bioluminiscencia que les ayuda a encontrar presas o alejar depredadores. 

En el opuesto extremos a los peces que "brillan" bajo el agua están las especies que desarrollan pieles tan negras que pueden absorber prácticamente toda la luz. Aunque el rasgo es mucho más común bajo el agua, se sabe de otras especies que lo posee, entre ellas las las aves del paraíso y algunas arañas y mariposas.

La bióloga marina Karen Osborn, coautora del nuevo artículo, detalló que casi de inmediato reconocieron el hallazgo de nuevas especies de peces, pero no se habían percatado de su color "ultra negro" sino hasta que comenzaron a fotografiarlos y se dieron cuenta que en las imágenes parecían como una masa negra, sin detalles. 

"Había tratado de tomar fotos de peces de aguas profundas antes, pero esta vez no obtuve nada más que fotos realmente horribles, donde no se puede ver ningún detalle"Karen Osborn. Bióloga Marina
Pez ultra negroKaren Osborn / Smithsonian

¿Por qué los peces son "ultra negros"?

Ante el descubrimiento ocurrido en las fotos, los investigadores examinar muestras de piel y encontraron que contiene una capa de orgánulos llamados melanosomas, que contienen melanina, el mismo pigmento que da color a la piel y al cabello humano; esta absorbe la mayor parte de la luz que los toca.

Adicionalmente encontraron que la poca luz que no se absorbe se dispersa y es absorbida por los pigmentos cercanos. "Lo que han hecho es crear este sistema súper eficiente y de muy poco material en el que básicamente pueden construir una trampa de luz con solo las partículas de pigmento", explica Osborn.