Estilo de vida

Recuperados que vuelven a dar positivo a Covid-19 no transmiten enfermedad: Estudio

Personal médico toma prueba de Covid-19.Jung Yeon-je/ AFP

Autoridades de Corea del Sur aseguran que quienes ya recuperados vuelven a dar positivo de Covid-19, no representan un riesgo para sus contactos 

México.- Autoridades de Corea del Sur informaron que, según un estudio, los pacientes recuperados de coronavirus Covid-19 que vuelven a dar positivo a una prueba de laboratorio, no representan un riesgo de transmisión del virus para otras personas y pueden contribuir al proceso de inmunidad.

Ayer lunes 18 de mayo, el Centro de Control de Enfermedades de Corea del Sur informó que se estudiaron a 400 pacientes recuperados de Covid-19, de los cuales 285 dieron positivo tras haber sido dados de alta al cumplir su periodo de aislamiento. 

Como parte de la investigación, las autoridades hicieron un seguimiento de las personas en contacto con los casos que mantuvieron su diagnóstico de positivos. De 790 personas en contacto con los 285 casos de estudio, ninguno de ellos obtuvo un diagnóstico positivo de la enfermedad.

Ante ese hallazgo, el Centro de Control de Enfermedades surcoreano consideró que se suma un nuevo elemento de peso a la teoría de la generación de inmunidad por parte de las personas recuperadas de Covid-19. 

La razón de que volviera a detectarse presencia del Covid-19 en los pacientes recuperados sería por materia viral muerta confundida con infección. El desafío ahora recae en la posibilidad de que las pruebas PCR no confundan los rastros de virus con presencia de la enfermedad en el sistema. 

Corea del Sur fue uno de los países más afectados después de China a principios de la crisis del coronavirus. 

Mantiene Corea del Sur estrategia contra el coronavirus

Su gobierno logró de manera eficaz contener la epidemia gracias a una estrategia de pruebas masivas elogiada en el mundo entero.

Pero cuando la enfermedad parecía controlada, apareció un nuevo foco de contaminación en los bares y discotecas del barrio de Itaewon, en Seúl, lo que llevó a las autoridades a aplazar la apertura de las escuelas, prevista para la semana pasada.

Los servicios de sanidad quieren encontrar a las personas que estuvieron en los locales del barrio, pero muchos clientes no quieren identificarse por miedo a la estigmatización. Ante esa situación, las autoridades iniciaron con la aplicación de pruebas anónimas.

Con información de AFP