September 24, 2019 05:04


BCS lista para temporada invernal con plan de reactivación económica

Este lunes se espera que empiecen a operar seis tiendas de autoservicio y algunos bancos.

Baja California Sur.- El gobierno de México implementará un programa de reactivación económica para Cabo San Lucas, la principal zona afectada tras el paso del huracán Odile, con vistas a prepararlo para la temporada turística de invierno, informó Claudia Ruiz Massieu, secretaria de Turismo.

Durante el balance de daños, el gobierno aplicará beneficios fiscales y préstamos al sector hotelero y de servicios para reactivar la economía de uno de los más importantes centros turísticos.

Mientras la tormenta tropical Polo se aleja y pierde fuerza localizada a 200 kilómetros de la costa, reportó la Comisión Nacional del Agua.

Las afectaciones a los hoteles no son estructurales coincidieron además Enrique Ochoa, director de la Comisión Federal de Electricidad y David Korenfeld, titular de Conagua, como el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo.

"Ese destino estará en condiciones de recibir a los turistas en la temporada de invierno" que inicia en diciembre, indicó la ministra, que coordina las labores de reconstrucción.

El gobierno mexicano otorgará préstamos de hasta 500 millones de pesos para grandes empresarios y dos millones de pesos para microempresarios, los cuales serán expedidos por el Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomex).

Alrededor de 26 mil 898 turistas, principalmente extranjeros, fueron evacuados a través de un puente aéreo hacia otras ciudades mexicanas en 234 vuelos gratuitos con aviones militares y comerciales, mientras 2 mil habitaciones de 20 hoteles se encuentran preparadas para recibir a los visitantes.

Por otra parte, se agilizará el pago de primas de las aseguradoras para dar liquidez a las empresas afectadas y se proporcionarán facilidades para que cumplan con sus obligaciones fiscales.

Ochoa reconoció que Odile provocó el mayor daño de la historia a la infraestructura eléctrica, con 3 mil postes y 530 estructuras de transmisión dañadas, además de una falla eléctrica para el 95 por ciento de los usuarios en la península.

Korenfeld detalló que el suministro de agua potable en la entidad se perdió 100 por ciento, pero aseguró que en 48 horas estará restablecido el 75 por ciento del servicio en las áreas más afectadas.

Diferentes zonas permanecían sin luz, agua y escasas de comida, con los centros comerciales cerrados y sin dinero porque los bancos y cajeros estaban inhabilitados.

Con información de AFP

0
comments
view comments