Series y Televisión

Exintegrante de Enamorándonos es detenido por venta de drogas

Harold QuesadaTomada de video

El detenido fue identificado como Harold, un ciudadano de Costa Rica que participó en el programa Enamorándonos

Harold Quesada, ex integrante de ‘Enamorándonos’ fue detenido presuntamente por extorsión y narcomenudeo por agentes de la Secretaría de Seguridad de la CDMX por operar para el grupo delictivo ‘La Unión’.

De acuerdo a un comunicado emitido por la Secretaría de Seguridad Ciudadana, Harold “N” de 23 años -originario de Costa Rica- fue detenido junto a otro hombre en posesión de al menos 100 dosis de aparente droga; el ex concursante de ‘Enamorándonos’ tendría ya dos ingresos al Sistema Penitenciario de la Ciudad de México por narcomenudeo y robo agravado.

Harold Quesada es conocido por haber participado en el programa de televisión ‘Enamorándonos’-programa conducido por Carmen Muñoz- en 2017 en donde participó como “Flechado” y “Amoroso” y aunque buscó participar en el mundo del entretenimiento en la televisión mexicana, así como oportunidades para figurar como modelo.

Sin embargo, algunas fuentes aseguran que Harold se relacionó con grupos delictivos hasta formar parte del conocido grupo de extorsionadores de Tepito conocidos como ‘La Unión’ cuando el joven cambió su residencia a Santa María La Ribera, en la alcaldía Cuauhtémoc.

A sus 23 años, Harold presuntamente ya se había involucrado en el mundo de los vicios y las drogas por lo que comenzó a entrar poco a poco en la célula delictiva -la cual tiene control en gran parte del centro de la Ciudad de México- y a trabajar para ellos como presunto extorsionador.

Según las fotos difundidas en redes sociales, el actor muestra un gran cambio en su apariencia pues su rostro está lleno de tatuajes -según apuntan para verse “más cabrón”- además presenta un rostro demacrado, el cual apuntan los usuarios se debería al uso de sustancias nocivas.

No es la primera vez que se relacionan a ex participantes de ‘Enamorándonos’ con problemas ante la justicia pues varios ya han figurado como sospechosos, detenidos e incluso muertos ante la delincuencia organizada del país.