SHAZAM! triunfa gracias a su simpleza y corazón puro (Reseña)

SHAZAM!
SHAZAM!Warner Bros

Warner Bros. nos entrega la película más agradable de DC Comics en años.

Para nadie es un secreto que Warner Bros. ha sufrido con las películas de DC Comics en los últimos años; teniendo altibajos, polémicas y fracasos que los llevaron a reordenar todas sus ideas alrededor de los héroes de la Liga de la Justicia. El primer paso lo dieron con Aquaman, una obra agradable que elevó al que hasta ese momento era el personaje más ninguneado de toda la editorial.

Si embargo, todavía se sentía como parte de el gran entramado que era el DCEU, por lo que la primera prueba real de su nueva visión vendría con SHAZAM!, la cual tendría como protagonistas a uno de los muchos héroes un tanto desconocidos para el público en general; pero que ha sido relevante en varias historias de los cómics.

Puedes leer: La crítica adora Shazam; la ponen como lo mejor de DC

SHAZAM! triunfa gracias a su simpleza y corazón puro (Reseña)

Muchos se preguntaban cómo abordarían la historia de un niño/adolescente que se vuelve un adulto con superpoderes; bueno, más allá de las complejidades de Man of Steel y Batman v Superman, o el entramado fantástico/realista de Mujer Maravilla; la producción decidió darnos algo que muchos de los realizadores del género (incluyendo a Disney y Marvel con su MCU) habían olvidado: una obra simple, llena de diversión y con un corazón puro.

El campeón del mundo es un adolescente irresponsable

SHAZAM! nos cuenta la historia de Billy Batson, un joven de 14 años que siempre ha visto por sí mismo; esto debido a que cuando era un niño se perdió, por lo que desde ese momento ha buscado a su único objetivo en la vida ha sido buscar a sus padres. Esto lo ha llevado a varios conflictos con las autoridades y a escapar de hogares adoptivos; esto hasta que llega a la ciudad de Filadelfia donde será elegido por un mago para convertirse en el campeón del mundo, aquél que deberá de defender a la humanidad del pecado encarnado en la figura del Doctor Sivana.

Así de simple es la historia, y así de simple nos la cuentan, no se meten en profundidades innecesarias porque la obra no lo necesita. Literalmente estamos ante una típica historia de origen y del bien contra el mal; lo cual no es para nada malo, al contrario, esto hace que todo sea muy disfrutable y divertido, sobretodo gracias a la actuación de Zachary Levi, quien de verdad interpreta a un "niñote", haciendo todo lo que haríamos nosotros si nos transformáramos de adolescente a adulto en un instante.

Recomendamos: Nuevo trailer de Shazam! demuestra que los héroes de DC también se divierten

Esto se ve potenciado por la gran química que tiene con Freddy Freeman, uno de los niños de su nuevo hogar y que de manera inmediata se convierte en su complice de aventuras; quien le enseña cómo se debe de comportar un héroe. Hay que mencionar que el buen Freedy es un amante de las figuras heroicas, destacando su amor por la Liga de la Justicia. Esta dupla hace que nos interesemos en lo que pasa en pantalla y pasemos un muy buen rato.

Más lejos y más cerca del DCEU que nunca

Lo más curioso de la película es que se siente más cercana a un universo que el resto del pretendido DCEU; si bien no se trata de contar una trama magna, sí sientes que el buen Billy está inmerso en un mundo donde los héroes son cosa de cada día, y todo el mundo los admira. Vamos, incluso la gente usa playeras y mochilas de los personajes de DC.

Esto hace que las tan gustadas referencias no se sientan fuera de lugar, además de que es algo que no hemos visto como tal en otras películas del género; quienes fuera de un par de guiños, hacen a un lado al ser humano común en todas las historias. Aquí es todo lo contrario, pues nos muestra una relación más íntima entre el héroe y la gente normal.

Esto también se debe a que se quiere abordar el tema de la familia; ¿Por qué esta es importante? Siendo la relación de Billy con los miembros de su nuevo hogar el punto clave de toda la trama, dándose una dicotomía entre el ser solitario y el comunitario.

Problemas técnicos y de duración

Lamentablemente no todo es perfecto con SHAZAM!, la película sufre de problemas técnicos en lo que se refiere al CGI, el cual se llega a ver falso en algunos momentos, aunque si llegar a los errores de Liga de la Justicia y el polémico bigote de Superman. Aún así, en las escenas de batalla se ve un poco fuera de lugar.

Lo mismo va para la duración. El inicio es demasiado lento, pues se tiene que plantear toda la problemática, en este caso no sólo de Billy, también de Sivana y el por qué ellos se enfrentarán; dejando un sabor de que todo se pudo haber resumido para pasar directo a la transformación en el poderoso héroe, que reiteramos, es donde la obra encuentra su punto más alto.

Aún así, son cosas que puede ser pasadas de lado, ya que en realidad no afectan mucho el resultado final.

Sólo di la palabra mágica

SHAZAM! es la mejor película de DC en años, es más, podemos decir que desde la primera de Superman (sí, la de Christopher Reeve), no se había visto un filme de superhéroes tan puro en todos los sentidos; que no niega su origen carente de seriedad y que se divierte con ello. Aún más, se trata de una obra para toda la familia, les aseguramos que cuando la vean querrán regresar con su mamá, papá, tíos, sobrinos, hasta con sus abuelos; pues es algo que se presta para se disfrutado por todo el mundo, no sólo por los fans de los cómics o películas de seres súperpoderosos.

0
comentarios
Ver comentarios