Diversidad

Nace bebé de Rubén Castro, primer hombre embarazado de España

Rubén Castro@papagestante / Instagram

Tras una cadena de bloqueos por ser hombre trans, Rubén por fin dio la bienvenida a su bebé: 'Luar'.

Nació el bebé de Rubén Castro, el primer hombre embarazado de España que documentó el proceso a través de redes sociales.

Rubén, quien se identifica como persona trans no binaria, dio la bienvenida a Luar con una tierna foto en la cuenta "Papá gestante", de Instagram.

"Perdonen el silencio y la ausencia, estaba dándole la bienvenida al mundo a esta preciosidad que tengo por hije"Rubén Castro.

El bebé nació el pasado 1 de mayo y su padre afirma que la aventura sólo acaba de empezar, pues se trata de lo más difícil y deseado que ha experimentado

"Gracias por todos sus mensajes y felicitaciones", escribió Rubén en el pie de una foto donde es posible ver la mano del pequeño Luar. 

Rubén Castro documentó su embarazo

Rubén Castro, de 27 años y residente de Madrid, España, se dio a conocer como el primer hombre embarazado del país europeo, luego de muchas y largas complicaciones. 

Logró embarazarse a través de una inseminación artificial; Rubén congeló sus óvulos antes de iniciar el tratamiento hormonal.

"Hay mucho desconocimiento en el tema, sobre todo en lo sanitario, tuve que pasar por un comité ético sanitario"Rubén Castro.

Además, evitó una operación de mastectomía para vivir la experiencia completa y poder darle leche materna a su bebé.

Pero pese a que Luar ya nació, continúa enfrentándose a la burocracia casi a diario y ahora teme que el registro civil represente un nuevo problema.

Rubén Castro es un orgullo para la población trans

Rubén Castro se ha convertido en orgullo para la población trans, pues pese a los múltiples obstáculos que ha encontrado en su camino, nunca se ha detenido. 

"A pesar de la gente piensa que esto es un retroceso en mi transición, para mí es un avance porque siempre es donde he querido estar"Rubén Castro.

Por ejemplo, tuvo que pasar por un comité ético para que decidieran si podía acceder al área de reproducción asistida, cosa que contempla una ley en Madrid desde el 2016.