6 de diciembre de 2021 | 06:02
Deportes

Muere Dick Hoyt; corrió más de 30 maratones con su hijo tetrapléjico

El atleta Dick Hoyt murió a los 80 años por una afección cardiaca, así lo informó la Asociación Atlética de Boston (B.A.A.)
Dick Hoyt y su hijo Rick
Compartir en

Dick Hoyt se volvió un ícono en los maratones debido a que empujó a su hijo tetrapléjico en 32 carreras. El atleta, en compañía de su hijo Rick, completaron 32 Maratones de Boston. Su primera carrera en esta competencia fue en 1980.

Sin embargo, la Asociación Atlética de Boston (B.A.A.) informó en redes sociales que Dick Hoyt murió a los 80 años por una afección cardiaca. La publicación está acompañada con una serie de imágenes que lo muestran compitiendo junto a su hijo. 

“El B.A.A. está tremendamente entristecido al enterarse del fallecimiento del ícono de la Maratón de Boston, Dick Hoyt. Dick personificó lo que significa ser un maratonista de Boston, mostrando determinación, pasión y amor cada Día de los Patriotas durante más de tres décadas. No solo fue el favorito de los fans y que inspiró a miles, sino también un amigo y padre leal que se enorgullecía de pasar tiempo de calidad con su hijo Rick mientras corría de Hopkinton a Boston", escribió la Asociación en el comunicado.

Dick Hoyt fue único en su tipo. Sinceramente extrañaremos a Dick, y mantenemos a sus familiares y amigos en nuestros pensamientos y oraciones”, finaliza el comunicado.

Dick Hoyt y su hijo comenzaron a competir en 1977, pero fue hasta 1980 que participaron en el Maratón de Boston

Aunque el primer Maratón de Boston de los Hoyt ocurrió en 1980, fue en 1977, cuando Rick le comentó a su padre que quería participar en un evento benéfico para un jugador de lacrosse que sufrió de parálisis. Aunque terminaron en penúltimo lugar, esto los inspiró para seguir participando en decenas de carreras, incluidos triatlones y duatlones. 

A pesar de que el hijo de Dick sufría de parálisis cerebral y era tetrapléjico, eso no fue un obstáculo para que padre e hijo compitieran con una silla de ruedas adaptada durante carias décadas. 

Finalmente, el atleta se retiró de los maratones en 2014 debido a problemas de salud.

Por su parte, su hijo, Rick, siguió compitiendo desde 2015 gracias a la ayuda de Bryan Lyons, quien fue su compañero hasta que murió en junio de 2020 a la edad de 50 años.