Deportes

Lamentan muerte por Covid-19 de aficionado de Tigres; viajó al partido de NY

Aficionados.Internet

El aficionado de 64 años de edad que viajó a NY para apoyar al club falleció de Covid-19, señalan amigos

Este martes se ha replicado en redes sociales la noticia de que un aficionado de Tigres murió después de infectarse con el nuevo coronavirus y por complicaciones provocadas por enfermedades de riesgo. 

De acuerdo a un reporte del portal Mediotiempo, el aficionado de nombre Juan Carlos tenía 64 años y padecía de enfermedades crónicas y de inmunodeficiencia. 

Como aficionado a Tigres, me uno a la pena,que embarga a la familia,de nuestro compañero aficionado,tigre de corazón,que viajo a NuevaYork al juego de tigres, y el día de hoy falleció a causas del #coronavirus
Que Dios lo tenga en su santa gloria!#UnTigreEnElCielo#HurtadoNoSeVa pic.twitter.com/GOH2gkITbe

— El Rob de PolancoⓂ️ (@robertolongoria) April 14, 2020

Juan Carlos fue uno de los más de 100 seguidores de Tigres que realizó el viaje a Nueva York, a principios del mes de marzo, para apoyar al conjunto universitario en su partido de Concachampions ante el NYCFC. 

Fue del 9 al 11 de marzo pasado cuando los llamados "Libres y Lokos" hicieron el viaje a la 'Gran Manzana' para presenciar el encuentro de ida de cuartos de final de la Concacaf Liga de Campeones, el cual terminó 1-0 a favor de los regios gracias a un gol de Edu Vargas. 

Esta noticia coincide con el anunció hecho por la Secretaría de Salud estatal del 13 de abril, en el que indicaron que un hombre de 64 años con antecedentes de enfermedades crónicas y de inmunodeficiencia fue la séptima víctima por Covid-19 en Nuevo León. 

"No había infectados por coronavirus"

Días después del partido en Nueva York, el secretario de Salud de Nuevo León Manuel de la O Cavazos informó durante una rueda de prensa que nadie regresó contagiado, luego de que surgiera una ola de rumores.  

Y es que en redes sociales circulaba la versión de que dos integrantes de la famosa barra "Libre y Lokos", de nombre Marcos y Miguel, comenzaron a presentar síntomas similares a los indicados del Covid-19, por lo que se mantuvieron recluidos en sus propios hogares por temor a contagiar a más personas.