Deportes

Exjugador de Tigres asegura que llegó tarde a entrenar porque ¡lo secuestraron los ovnis!

Guillermo MarinoIsaac Ortiz / Mexsport

Guillermo Marino estuvo de 2007 a 2009 con los Tigres, pero no pasó nada con él futbolísticamente hablando.

México.- ¿Recuerdan a Guillermo Marino en su paso por Tigres? Lo más seguro es que no, porque el argentino registró un desempeño más que discreto con los felinos.

Sin embargo, su nombre ha salido a relucir recientemente debido a una anécdota extraordinaria. Y es que, tal como contó a su compañero Gustavo Lorenzetti, un día Guillermo Marino llegó tarde a entrenar porque supuestamente los ovnis lo secuestraron.

Así es, de acuerdo con lo expuesto por Lorenzetti en charla con Lado B, los hechos habrían ocurrido en 2010, cuando el mediocampista jugaba para Universidad de Chile, es decir, luego de su estadía con los Tigres. 

“Guillermo dice que llegó tarde a un entrenamiento porque lo secuestraron los extraterrestres. Y te daba la explicación de lo que sintió él y todo. Hay casos de jugadores que por ahí pueden usar eso de que lo secuestraron los extraterrestres y que volvieron a los dos días... Pero Guille no es esa clase de jugador, él es muy correcto”.Gustavo Lorenzetti

Gustavo Lorenzetti contó una experiencia de otro planeta jugando en la @udechile: "Guillermo (Marino) dijo que llegó tarde a un entrenamiento porque lo secuestraron los extraterrestres. Y te daba la explicación de lo que sintió él y todo. Hay casos de jugadores que por ahí...👇 pic.twitter.com/u8oQG7uVpg

— Balón Mundial (en casa 🏡) (@balon_mundial) June 16, 2020

El relato de Marino no escatimó en detalles, pues explicó todo lo que le ocurrió en ese supuesto secuestro a mano de extraterrestes. Incluso dijo que habían estudiado su alma.

“Él te explica que de repente estaba perdido y fue secuestrado por los extraterrestres. Aclara que te toman el alma, te analizan y mientras tanto en el camino te van cuidando”.

Pero todo fue una broma

Debido al revuelo que causaron estas declaraciones, Guillermo Marino, quien hoy es auxiliar técnico de Racing, aseguró en  ntrevista con Olé que todo se trató de una broma cuyo fin era evitar una multa por el retardo.

“Fue una broma. En su momento lo hice para no pagar la multa por llegar tarde al entrenamiento. Fue anecdótico y es hasta el día de hoy que todavía nos reímos de eso que pasó, por la ocurrencia que tuve en ese momento. Ésa es la verdad, lo hicimos para reírnos y recordar lo que había sucedido, pero no pensé que iba a tener tanta repercusión”.Guillermo Marino

Además de jugar para los Tigres y Universidad de Chile, Marino también militó en Newell’s, Boca Juniors, y Atlético Rafaela.