Columnas

Y no lo convenció... López Obrador y Durazo

Durazo y AMLOInternet

Una carrera por la gubernatura en la que, si no se presenta nada extraordinario, resultará victorioso Alfonso Durazo por encima de los primos Gándara

“Lo más importante que aprendí a hacer después de los cuarenta años fue a decir no cuando es no”.
GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ

Ayer comentaba lo que considero estaba detrás de las palabras del presidente AMLO cuando dijo que "a lo mejor" lograba convencer a Alfonso Durazo de quedarse como titular de la SSPC en lugar de lanzarse a contender por Morena a la gubernatura de Sonora.

Pues bien, hoy durante la mañanera el secretario de Seguridad anunció que sería su “último informe que presente sobre el tema". En otras palabras, López Obrador no lo convenció...

La verdad de las cosas es que no necesitaba hacerlo; bastaba con que se lo indicara y el funcionario acataría la instrucción sin chistar. Pero el hecho es que se analizó la posibilidad y el presidente convino en no proceder de esa manera.

El secretario realizó una suerte de corte de caja de sus responsabilidades esta mañana y explicó que “la estrategia que hemos aplicado está dando resultados de manera progresiva, el problema de la inseguridad no lo vamos a resolver de un día para otro...”. En homicidios dolosos “hemos logrado aquí un punto de inflexión y mantenemos esta linea de contención y llevamos dos meses a la baja.”

Se intuye, por tanto, que ahora sí ya está decidido —y apalabrado— quién sustituirá a Alfonso Durazo en el puesto, lo que pronto se sabrá, y que este servidor público heredará un encargo cuya estrategia ya marcha y que requiere consolidarse.

Preparémonos, entonces, y especialmente prepárense los sonorenses para dos cuestiones:

Primero, que haya especial atención y se multiplique la difusión de notas, reportajes, análisis y comentarios al respecto del crimen y hechos de inseguridad que permean o aparentemente ocurren en aquella entidad.

Me refiero a menciones como la que hoy privilegia el diario El Universal relativo a un reportaje de la periodista Denise Maerker de ayer en su programa “En Punto” de Televisa. Maerker aseguró que en el desierto de Sonora hay una disputa entre células delictivas, pertenecientes a los hijos de Joaquín El Chapo Guzmán y el Cártel de Caborca de Rafael Caro Quintero, por mantener el control de la zona.

En segunda instancia, una carrera por la gubernatura del estado en la que, si si todo se mantiene como hasta ahora, esto es, si no se presenta nada extraordinario, resultará victorioso Alfonso Durazo por encima de los primos Gándara (Ernesto por el PRI y Javier por el PAN), y donde los otros posibles candidatos de plano ni siquiera pintan en la contienda.