Columnas

Aunque se culpe a neoliberales, porfiristas o españoles de hace 500 años, los muertos y enfermos son mayormente culpa de esta administración.

“Marta aún era demasiado joven para saber que la genialidad suele ser fruto del mucho trabajo. Y que el verdadero genio nunca sabe que lo es”.
Care Santos
“El problema de ser tan brillante es que hasta cuando me hace rabiar lo hace con un bello verso”.
Vanessa Montfort

En la mañanera de ayer miércoles, López Obrador espetó: “la violencia que se padece en el país contra mujeres es el fruto podrido de un modelo económico, materialista, inhumano, que se impuso durante el periodo neoliberal”.

Sin que opine si tiene razón o está en un error, simplemente señalo que, una vez más, AMLO ha decidido que este problema, como cualquier error o infortunio que nos aqueja, es producto de otras personas y de otros tiempos. Sus enemigos favoritos: Felipe Calderón y el periodo neoliberal, espacio temporal en donde ocurrieron todos los oscuros designios cuyo sortilegio ni siquiera la 4T puede romper.

Así que aprovechando esa fuerza intrínseca e invencible del neoliberalismo que cautiva el discurso del titular del ejecutivo federal, van aquí algunas propuestas “ídem” las cuales pueden ser utilizadas por la 4T para vencer al Covid-19:

(1) Recurrir a la técnica implementada en enero de 1994 por Carlos Salinas, el innombrable, cuando de un plumazo le quitó tres ceros a la moneda. Así, hacer lo mismo ahora con los muertos e infectados por Covid-19; “volarle” tres ceros a cada cifra y con eso, ¡presto!, pasaremos a tener “solo” 100,000 infectados y 102 muertos. ¡Solución neoliberal que le encantará a Hugo López-Gatell!

(2) Decir que los enfermos son frutos de la Coca-Cola y la comida chatarra. Simplemente es continuar y darle vuelo a algo que ya ha argumentado el antes referido epidemiólogo, el doctor López Gatell. Se podrán contabilizar tanto los muertos como los contagiados dentro de las cuentas de adeudos de Salinas, Zedillo, Fox, Calderón o Peña Nieto. Obvio esto dependerá de la edad de los pacientes/difuntos.

(3) Reclasificar a los muertos por Covid-19: primero como homicidios y luego como feminicidios. Esto por aquello de que, según AMLO, los unos y los otros responden a las mismas causas... “-¿Usted considera que las causas de un homicidio son las mismas que las de un feminicidio?”, cuestionó una periodista al presidente. “En general sí, porque ha habido mucha desintegración en las familias, mucha pérdida de valores y necesitamos luchar por una sociedad mejor, por hacer valer la justicia, porque no predomine lo material, por poner por delante el amor al prójimo y por hacer entender a todos que solo siendo buenos podemos ser felices”.

(4) Cobrar cifras exacerbadas por pláticas dadas por charlatanes (naturalmente ni científicos ni profesionales de la salud) y que prometen productos milagro que no sirven para absolutamente nada. Otra idea neoliberal que por un pelito le resultó a la senadora de Morena, Lucía Trasviña, organizando un foro para que el señor Jaime Maussan hablara de productos milagro contra el Covid-19.

Aunque en ese caso no se iba a cobrar por la entrada”, sí nos cuesta a todos nosotros que pagamos impuestos y los sueldos de los legisladores.

(5) Otra medida neoliberal es aumentar el número de camas y hospitales disponibles para tratar a pacientes Covid-19. Con ello, la métrica de saturación hospitalaria disminuye y la gravedad de la semaforización también. ¡Corchos! Esa medida bien neoliberal y connatural a la iniciativa privada también ya la están llevando a cabo...

Seguramente, se pueden encontrar más opciones “neoliberales” que darían frutos tan terribles como los que estamos observando con la “estrategia” contra el Covid-19 implementada por la Cuarta Transformación. Pero la realidad es que aunque se quiera culpar a los neoliberales, a los porfiristas o a los españoles de hace 500 años, los muertos, los enfermos y la violencia siguen ahí y son mayormente culpa de esta administración.