Columnas

MC y Dante Delgado obligados a crear nuevos escenarios para Nuevo León y Sonora

Dante Delgado levanta la mano al hijo de Luis Donaldo ColosioTwitter

En la política el pragmatismo se impone. Ya se empieza a hablar de la alianza MC-Morena para el 2021.

"Cuando las circunstancias cambian, yo cambio de opinión. ¿Usted que hace?"
John Maynard Keynes

En ocasiones las circunstancias en la vida operan en contra; vaya, ¡hasta pareciera que confabulan! El reto en esos casos se torna en crear nuevas oportunidades a partir de los impedimentos que se presentaron.

Y lo digo porque ya éramos varios analistas que veíamos venir cómo la frivolidad del senador por Nuevo León, Samuel García, tarde que temprano le comenzaría a cobrar factura política. A él, a su proyecto y aspiraciones, y al partido político que lo encumbró: Movimiento Ciudadano.

El periodista Julio Hernández, “Astillero” lo planteó ayer atinadamente en La Jornada: “La aspiración del senador Samuel García de ser candidato de Movimiento Ciudadano a gobernador de Nuevo León ha sido constantemente boicoteada por él mismo. La más reciente autoagresión se registró ayer en una videograbación de machismo sin atenuantes, con las piernas de su esposa y el patrimonialismo conyugal como temas delatores de un primitivismo intelectual.”

El columnista también se pregunta: “¿Quién podría relevar al desgastado Samuel en la aspiración a tal candidatura de MC? ¿Luis Donaldo Colosio Riojas? ¿Una alianza con Morena a favor de Tatiana Clouthier?”

Sin duda, “Sammy” García era la carta fuerte de MC y del dirigente de ese instituto político, el senador Dante Delgado. No obstante, ahora, dadas las condiciones generadas a partir de tan bochornoso y misógino video, Delgado deberá explotar su lado pragmático, que lo tiene.

De hecho, tanto Dante Delgado como Andrés Manuel López Obrador son hombres formados en la política y, por lo mismo, muy prácticos. Así se conocieron y así trabajaron juntos en diversos proyectos por muchos años. Hoy las circunstancias podrían llevarlos a volver a coincidir...

Pero me estoy adelantando, así que iré en orden:

Clara Luz Flores, presidenta municipal de Escobedo, Nuevo León, es en estos momentos la puntera para llevarse la gubernatura del regio estado en el 2021 de acuerdo a prácticamente todas las encuestas. Ya resulta evidente que Flores NO necesita de ninguna alianza ni del apoyo de ninguna estructura partidista —fuerte o no fuerte— para ganar.

Morena —más específicamente, el presidente AMLO— pondera si hacerla SU candidata a la gubernatura. La decisión no es fácil ya que Clara Luz Flores le ha encarecido el apoyo a Regeneración Nacional (uno que, repito, a estas alturas ya ni siquiera requiere). Entre otras cosas porque ha sido muy evidente el coqueteo que ha hecho la precandidata con el PAN para que este instituto la haga su abanderada. Tan abierto ha sido que el último acto de proselitismo que ha hecho Flores es concederle una entrevista al diario más crítico al gobierno federal de la 4T (y últimamente también más favorable a Acción Nacional), Reforma, que es el influyente El Norte en Monterrey.

Adicionalmente, muy probablemente retumba en las cabezas de López Obrador y de Alfonso Ramírez Cuéllar el caso Lilly Téllez: ¿conviene apoyar a la alcaldesa a sabiendas de que esta se inclina más con el posicionamiento del PAN, de que no se deberá a Morena para gobernar,  deque no seguirá —si no le conviene— la línea de AMLO y que podría darles la espalda a la primera de cambios?...

Naturalmente, Morena tiene otra carta que jugar en Nuevo León y se llama Tatiana Clouthier. El problema, y ya lo he dicho en otras contribuciones, es que la diputada se ha tardado mucho en “levantar la mano” y confirmar que está interesada por contender por la gubernatura. Su retraso es tal que ahora sí que requeriría del sostén de las estructuras electorales de Morena para competir, y en una de esas hasta de un alianza para tener suficiente empuje y darle la batalla a Clara Luz, quien en ese caso se iría a contender por el PAN.

Y aquí es cuando digo que cobra relevancia que a Movimiento Ciudadano se le haya “caído” su favorito, pues una alianza con Morena se va dibujando de manera más natural.

Ya sea porque Dante Delgado y MC apoyen a la candidata de Morena (sea quien sea) a la gubernatura del estado a cambio de que este partido los apoye en la alcaldía de Monterrey con el joven Luis Donaldo Colosio Riojas como contendiente o porque Regeneración Nacional apoye a MC con Luis Donaldo como candidato a la gubernatura de Nuevo León.

Ustedes preguntarán, particularmente por cuanto a este último escenario: ¿a cambio de qué? Sencillo: supondría el apoyo de Movimiento Ciudadano a la candidatura de Morena para Sonora, que es indudablemente de Alfonso Durazo. Una posición a cambio de otra; una entidad a cambio de la otra.

En todo caso, ya se pueden vislumbrar buenas noticias para Movimiento Ciudadano: ganar las dos principales alcaldías en ambas entidades o, bien, la alcaldía de la capital de Sonora y un crecimiento electoral formidable con Colosio como contendiente a la gubernatura en NL (y, en una de esas, incluso la victoria).

Esto último dependerá de la velocidad de maduración de un joven político, Colosio Riojas, que sin duda puede hacer un buen papel. Esa es la nueva carta fuerte de MC y lo que mejor puede ofrecer para el 2021.

Eso, claro está, siempre y cuando Luis Donaldo continúe presentándose exento de las ligerezas —y también de las muestras machistas— que tanto han subido a la superficie recientemente en muchos otros políticos. Pero, eso sí, tampoco exagerando.

Una carta pública recriminándole su actuación al colega, compañero y amigo, Samuel García, ha bastado —y hasta sobró, diría yo. Al menos esa es mi atenta y respetuosa recomendación para el hijo de Colosio Murrieta. Tómela o déjela.

Digo, que Movimiento Ciudadano se concentre de verdad en lo sustantivo; en empujar la agenda de la democracia progresista y de las causas de las diversas minorías y grupos vulnerables del país que dicen abrazar. Y que no se pase de puritano y de entrometido en asuntos que, finalmente, son exclusivamente personales y de pareja. Porque, para dedicarse a eso, entonces mejor que Dante Delgado y su instituto político se inclinen, por lo pronto, a apoyar abiertamente a lo más retrógrado de Acción Nacional...