Columnas

¡Hoy inicia! Aquí, lo esencial sobre el convenio de la 4T con los hospitales privados

AMLO, secretarios y directivos de hospitales privadosCortesía

Una muestra de que se puede trabajar de forma conjunta por el bien de la población

“Uno a uno, todos somos mortales. Juntos, somos eternos.”
Apuleyo

Plazos y condiciones

A partir de esta fecha, y durante un mes, tendrá vida el convenio firmado por la Asociación Nacional de Hospitales Privados A.C. —junto con el Consorcio Mexicano de Hospitales A.C.— y el gobierno federal. Los hospitales privados (146 de ellos en 27 entidades del país) darán atención a los cuentahabientes del IMSS, INSABI, SEDENA, Marina, ISSSTE y Pemex hasta el 23 de mayo.

Debido a la crisis del COVID, han puesto a disposición del gobierno federal el 50% de sus camas para garantizar la atención a los derechohabientes de las instituciones públicas antes comentadas.

Coberturas y propósitos

Pero, ojo, el objetivo NO es atender a contagiados o posibles contagiados del coronavirus. Esto es, este acuerdo NO debe confundirse con otro en el que, 16 fundaciones y empresas, han hecho del Centro de Convenciones Banamex en la Ciudad de México un hospital temporal donde sí se atenderán a infectados de COVID.

Se debe subrayar que en los hospitales privados que entraron en este proyecto SOLO se brindarán servicios de SEGUNDO NIVEL. Así, se dará atención a embarazos, partos y puerperio, cesáreas, enfermedades del apéndice, hernias complicadas, úlceras gástricas y duodenales complicadas, y también estudios de endoscopía.

Son servicios de atención que deben continuar brindándose durante la pandemia ya que, por ejemplo, no se le puede decir a un bebé que espere un mes más para nacer o una úlcera que deje sangrar, pero que a su vez requieren de hospitalización relativamente corta y predecible. Además, es una forma de evitar que estos pacientes concurran en lugares en los que se trate a infectados, disminuyendo el riesgo de contagio. 

Procedimientos 

Ahora bien, el convenio establece que los derechohabientes de las instituciones públicas NO pueden llegar a los establecimientos privados sin haber sido referidos primeramente por la instancia donde tienen su filiación. Por ende, por vía telefónica deben primero consultar a su clínica/hospital de adscripción y, con base en ello, se les dará una clave, un registro, una cita y los detalles del hospital privado a donde deberán dirigirse.

Es en este sentido que los mencionados hospitales privados han hecho un enorme esfuerzo por aclarar que NO atenderán a personas contagiadas del COVID o cualquier otra infección o padecimiento no establecido en el acuerdo. Nosotros, como ciudadanía, debemos tratar de tomar en cuenta lo anterior, ya que ello podría traducirse en optimizar la atención tanto en las instituciones públicas como en las privadas.

A los pacientes que acudan a los hospitales privados NO se les cobrará ni los estudios ni los tratamientos, ya que los hospitales que entran en este convenio percibirán una tarifa idéntica a lo que cobran el IMSS o el ISSSTE por parte de las instituciones públicas.

La importancia de informar

Esperemos que los medios de comunicación puedan compartir información sobre este proyecto; difundir el cómo será la participación de los hospitales privados. Ello sin duda evitaría confusiones con respecto a la forma en que se implementará. 

El convenio entre el gobierno federal y los hospitales privados es sin duda una muestra de que se puede trabajar de forma conjunta por el bien de la población, y de que se puede hacer una diferencia que ayude a que muchos pacientes reciban la mejor de las atenciones.