Columnas

Espacios comunitarios para la reconstrucción del tejido social.

Incidencia delictiva del mes de enero

La percepción ciudadana paulatinamente vislumbra un mejor entorno: donde antes operó la delincuencia y se ofertó el producto del delito inician espacios comunitarios para la reconstitución del tejido social en una labor que no debe ni puede detenerse.

La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, encabezó este fin de semana la presentación del informe de incidencia delictiva del mes de enero. Llama la atención el porcentaje de reducción en los delitos de alto impacto.

Estos ilícitos son el parámetro para medir los avances en el combate a la delincuencia.

Entre enero de 2019 y enero de 2021, hubo una disminución del 52%, al pasar de 169 en promedio diario a 81, es decir, 88 personas dejaron de ser víctimas de la violencia delictiva al día.

El homicidio doloso y el robo a transeúnte en vía pública, dos ilícitos que afectan seriamente en la percepción ciudadana, uno por ser la expresión máxima de la violencia y el otro por las afectaciones monetarias a las víctimas, tuvieron caídas significativas.

Los asesinatos pasaron de un promedio diario de 4.4 en enero de 2019 a 3 en enero de 2021, mientras que los asaltos de 60 denuncias al día a 28. Aún falta mucho pero hay avance.

La explicación está en la revisión y supervisión rigurosa cotidiana, en el trabajo coordinado entre las instituciones de seguridad y justicia, encabezadas por el Secretario de Seguridad Pública, Omar García Harfuch, y la Fiscal General de Justicia, Ernestina Godoy Ramos.

La Jefa de Gobierno resumió la clave de los resultados en el combate al delito:

“No podemos, cuando baja algún delito en la Ciudad, cantar victoria e irnos a descansar a nuestra casa; es la cotidianidad, la consistencia, lo que hace que todos los días vayan disminuyendo los índices de inseguridad. Aquí no podemos descansar ni un día”.

Y hay merecedores del mérito por su quehacer cotidiano. Se mencionó a mandos como Israel Benítez, de la Policía Preventiva; Francisco Almazán Barocio, de la Policía de Investigación, o Guido Sánchez, del ERUM, en una ceremonia en la que tuve el honor de participar como presidente del Consejo Ciudadano para a Seguridad y Justicia de la CDMX. Por supuesto está Otilio Fernández Basilio, quien fue policía del 2020 y fue premiado con 500 mil pesos.

Los buenos policías, los que se la rifan ante el crimen, como lo hizo notar García Harfuch, son más, “son verdaderos héroes”. Fortalecerlos en número y equipo, en palabras de la Fiscal Godoy, es mejorar la seguridad y disminuir la impunidad.

En Confianza

En Iztapalapa hubo una muestra de cómo se deben recuperar los espacios de la delincuencia. La alcaldesa Clara Brugada inauguró el quinto centro Colibrí —espacio para la recuperación ante las adicciones — en lo que fuera un predio de más de 36 mil metros cuadrados, conocido como La Ford, que en 2007 fue expropiado por el entonces Jefe de Gobierno y ahora Canciller, Marcelo Ebrard,