La historia fabricada desde la izquierda contra el presidente Peña

Fuera Peña
Fuera PeñaInternet

Lograron subir a casi todo un país al barco de la infamia, ciertamente EPN ayudó con sus dislates lingüísticos a que se tragaran el cuento, pues cuando un pueblo casi en su totalidad es iletrado, es fácil llevarlos a donde los “ilustrados” desean. Todos mordieron el anzuelo. Lo increíble de la historia fabricada es que siempre fue tan débil, tan endeble -políticamente hablando-, que aún me quedo asombrada cómo pudieron mover a toda una boyada por las redes sociales y que éstos no hayan podido darse cuenta del movimiento fabricado en contra del Presidente.

Este grupo de ilustrados convocaron a una marcha para pedir la renuncia (#RenunciaYa) del Presidente. Yo creí que estas cosas se solicitaban por medio de juicios políticos como en Brasil,  o con argumentos respaldados con pruebas fehacientes, ¡pero no!, resulta que en México lo solicitan con “marcha” (risas grabadas).

Voy a diseccionar el argumento tan, tan, tan terrible con el que Ricardo Raphael, espera que con la “súper marcha” el Presidente renuncie porque él, y no sé cuántos mas, ha gobernado tan mal, pero tan mal, que merece ser sacado a patadas después de la marcha (más risas grabadas). Me parece muy extraño que el Sr. R. Raphael, periodista, académico y escritor, no tenga más argumentos y elementos de peso para la destitución del Presidente, digo, si  hasta le duele el estómago y ya casi se muere del coraje, argumentos de sobra debería de tener, siendo además “académico” no aporta más que un listado de risa, y leyendo su columna, y sus, ¡súper argumentos!, no pos sí, con razón quieren destituirlo con una marcha, ja,ja,já.

Veamos los súper cinco argumentos para que el presidente Enrique Peña Nieto renuncie:

Uno, la manera como la Presidencia procesó la invitación y recepción al candidato republicano Donald Trump exhibió a un Presidente que se está equivocando sobre los asuntos más delicados del Estado.

En serio, este argumento es para un niño de sexto de primaria. El candidato Republicano D. Trump es un hombre recio, duro, que jamás ha utilizado el lenguaje diplomático ni lo políticamente correcto para expresar lo que detesta; sí, detesta la criminalidad mexicana, la droga y los grupos del narco. Ricardo Raphael debería de tomarlo con mucha seriedad las aseveraciones de D.Trump y hasta con un poco de sentido común político, así no diría las tonterías que dice. D.Trump no anda jugando a las muñecas, ni al payaso, ni a ver quien llora, no señor Ricardo, D. Trump desde que inició su campaña va en serio en todos los temas que él pone sobre la mesa del debate, no anda como los políticos mexicanos aventando frases bonitas, ni vendiendo sueños, ni esperanza, ni regalando utopías (que re bien que las compran los hispanos) no, no anda por la vida tratando de quedar bien con nadie, está cansado, como él dice: del “Cártel de Washington”, y va con todo contra ellos. Hizo muy bien el presidente EPN en invitarlo antes de que gane y sea Presidente. Aquí lo explico.

Dos, la trampa y morosidad con que ha instruido atender cuestiones de corrupción como la casa blanca, la investigación y acción penal en contra de los gobernadores hampones, el conflicto de interés y la avidez mercenaria de algunos de sus allegados.

La casa blanca ha sido una de las invenciones mejor vendidas de todos los tiempos, y la boyada se la tragó toda. La casa blanca es un conflicto de interés, como todos los que hay a lo largo y ancho del país: desde los que se conciben en las universidades públicas, hasta los ayuntamientos locales de cada municipio. Si no es un acto ilegal entonces es legal. Además, Aristegui y demás fauna periodística nunca comprobó “la compra” liquidada, se publicó el enganche y algunas mensualidades, nunca estuvo pagada, o sea, nunca se vieron los millones de dólares en una cuenta saldada, y nadie al día de hoy, ha podido demostrar si hubo dinero tomado del tesoro público. Entonces ¿de qué lo acusan?, ¿de los beneficios que se obtiene al concesionar a constructores? Bueno, es muy fácil solucionarlo, hagan una ley que impida el conflicto de interés y listo. Como la ley anti-corrupción que el mismo presidente presentó. Pero mientras tanto, es legal. Lo curioso es que el robo más grande al Tesoro de la Nación, ni cosquillas les haya hecho. Explíqueme como capitalino Dr. Ricardo Raphael, ¿por qué el robo de los 49 mil millones de la línea 12 del metro no le han causado estupor, ni dolor de cabeza, de panza o de algo?, digo, si se enoja por un simple conflicto de interés por una casa que no estaba ni pagada en su totalidad,  ¿qué no debería estar usted ya hospitalizado por semejante robo a la Línea 12 del Metro?, y peor aún, sabiendo que el ladrón vive plácidamente en Francia. Ya en serio, ese robo que ha dejado a millones de capitalinos sin ese servicio ¿no le causa aunque sea un dolorcillo del dedo meñique? Se enoja por una casa donde no hubo robo, y ni cosquillas le provoca un robo manumental al erario. ¿Muy raro no?

Con respecto a los gobernadores ratas y sinvergüenzas del país son gobernadores con un Congreso local y los indicados para llamar a cuentas y si es posible hasta enviarlos a la cárcel, es el Congreso local para qué, en consecuencia, el Congreso federal pueda actuar. Recuerde, somos un país de instituciones, y la presión debe venir desde la ciudadanía. EPN no es el papá de los mexicanos y no peude brincarse las trancas. Recuerde algo: México es una República.

Seguimos con sus “súper argumentos” casi de impeachment:

Tres, la manipulación de los procesos judiciales relacionados con violaciones graves de derechos humanos. Ninguno se ha resuelto a satisfacción: Ayotzinapa, Tanhuato, Apatzingán, Tlatlaya, Nochixtlán.

Todos estos conflictos que usted menciona son originados por el crimen organizado. Ayotzinapa y sus 43 alumnos al servicio del EPR y el ERPI quedó solucionado, si no le gustó la resolución jurídica pues mire, es muy fácil, vaya y haga una caravana y trate de lograr que los mexicanos criminales dejen de portarse mal, luego ya ve, le llaman a la policía o entra el ejército y resulta que no les gusta el corolario de los daños pues entonces edúquelos. Un país tan criminal y tan narco es muy difícil ponerlo en orden, es casi imposible controlar a tanto salvaje y miserable asesino, y sólo tenemos a la policía y al ejército para que no se caiga el país y la economía doméstica. Así que en lugar de exigir donde no va a encontrar nada más que problemas de narcos contra narcos, ayude. Y le recomiendo que se compre más medicamento porque con el MURO de Trump habrá más enfrentamientos, ¿pues qué cree?, todas estas lacras salvajes (y mexicanos) se van a quedar de su lado, dentro de su frontera, sí, en su patria, ¿cómo la ve?, ahora sí ya no podrá echarle la culpa a los gringos.  Así que si le quiere hacer al héroe salvando almas retorcidas, le auguro algo, no es buen negocio para usted sólo para los de la CNDH, esos sí le sacan buen billete por la defensa de las almas retorcidas.

Cuarto, la subordinación del Estado a los intereses meramente electoreros. Para ejemplo está el reciente nombramiento de Luis Miranda al frente de Sedesol, pero hay decenas más.

Aquí le doy algo de razón, en lugar de andar perdiendo el tiempo en tonterías como la casa blanca o contra Trump, mejor hagan algo todos ustedes, es tiempo de detener el robo que los partidos político perpetran contra la Nación. Y EPN no pertenece a todos los partidos políticos, o sea, ¿de qué lo acusa aquí a él? Los intereses electoreros al servicio del Estado están vilmente hundiendo a México.

Y por último…

Cinco, la conservación de un gabinete de amigos que no tienen la honradez, la entereza, el vigor, la credibilidad y la legitimidad para enfrentar al Presidente antes de que tome una decisión equivocada.

El Presidente ha tomado excelentes decisiones, desde lograr siete Reformas Estructurales hasta frenar las olas provocadas por la presión de la crisis exterior. México ha sido de los pocos países en el mundo (ya reconocido por extranjeros) que ha hecho los ajustes necesarios para equilibrar la crisis económica mundial, desde la quiebra de Europa y China, hasta la guerra del islam. Nuestra moneda no se fue al caño como la griega, española o brasileña, teniendo además una caída estrepitosa del precio del petróleo. Agradezca que México es un país de metales importantes como la plata, el oro, el cobre y sus subdivisiones como el zinc, el plomo y las arcillas, que sin su palanca, estaríamos en la lona. Agradezca que nos colocamos en buen lugar mundial con respecto a la industria automotriz y aeroespacial hace rato, que si no, la lista del desempleo sería terrible. Pero como está concentrado en puras tonterías súper tontas, luego pierde la noción de su país y de la realidad mundial.

Y otra cosa, ya que es capitalino: el Presidente Enrique Peña Nieto no los gobierna, los gobierna Mancera, EPN es el “ejecutivo federal” no es su gobernador. Todos ustedes, los capitalinos, creen que el Presidente es la razón de sus desgracias, lo quieren hacer responsables de todo lo que les sucede. Tienen una mentalidad más que patética. Están desestructurados. Deje le recuerdo algo, llevan ya veinte años siendo gobernados por la izquierda, reclámele a la izquierda todo el trabajo que no ha hecho, y reclámele a la izquierda el crecimiento 0% de su entidad federativa. No es EPN el responsable del pésimo gobierno de Mancera, ni es el responsable por la falta de empleo en esa ciudad grandota y caótica. Vea cómo Mancera anda por la vida muy conchudo sin que le reclamen nada, él sabe muy bien que el reclamo de su pésimo gobierno se va contra EPN. Bájenle al infantilismo, a ese lloriqueo contra el Presidente que cansa, cansa ver tanta sin razón.

Sus argumentos para que EPN renuncie son de risa risa loca. Y más cuando pretenden por medio de una “marcha” destituirlo. Ya perdieron toda decencia intelectual, en serio.

Tere Quezada es maestra de inglés como segunda lengua con una sub especialidad en Fonética y un minor en Historia Asiática Comparada e Historia Constitucional de los Estados Unidos de Norteamérica por la Universidad del Estado de California.

0
comentarios
Ver comentarios