Columnas

Once Varas. Nuevo León anárquico e impune

Robo a KinderInfo7

Los policías estatales, que dependen de Aldo Fasci Zuazua, dijeron que ellos están para prevenir el delito, no para perseguirlo.

Se necesita ser de lo más cobarde para tomar por asalto un jardín de niños por la noche, saquearlo y luego, con la luz del día, poner a la venta el botín, que incluye los aparatos de aire acondicionado, las sillitas y las mesitas y el cableado del edificio, en la calle a pocas cuadras del plantel infantil.

Pero se necesita ser peor: un policía inútil que, pese a recibir la alerta de los vecinos, dice que nada se puede hacer porque ya pasó el término de la flagrancia del delito.

Pues aunque usted no lo crea, en pleno año 2020, esto pasó en el Jardín de Niños “Profesor José Juan Sáenz Rodríguez”, ubicado sobre la calle 29 de Mayo y Bacteriólogos, en la Colonia La Alianza.

Los ladrones (se sospecha que son un grupo de drogadictos del mismo barrio) penetraron en el plantel por la noche y se llevaron todo lo que pudieron cargar.

Ya con la luz del día, y cerca de ahí, instalaron su tianguis y comenzaron a vender “la merca”… ¿Y los de la Policía Estatal, alias Fuerza Civil a quienes acudieron desesperados los vecinos?

Pues los policías estatales, que dependen de Aldo Fasci Zuazua, dijeron que ellos están para prevenir el delito, no para perseguirlo.

O lo que es lo mismo: necesitan agarrar al ratero, con antifaz y camisa de rayas, con las manos en la masa, porque si no, pues no.

Pese al paro de labores en el jardín de niños, los padres de familia por su cuenta le siguen dando mantenimiento, haciendo la limpieza y la jardinería. Y todo para qué, si la anarquía se impone.

 

EL BUEN EJEMPLO

Buen ejemplo del espíritu de servicio que debe de tener cada policía, es el que dio el capitán Eduardo Ramírez Mena de tránsito de Monterrey, quien ayer devolvió a la puerta de su casa a su legítimo dueño, un maletín con documentos, una computadora y dinero en efectivo.

El caso lo dio a conocer el mismo ciudadano agradecido de que existan policías como Ramírez Mena, quien debería de ser condecorado.

“Somos más los buenos que los malos, escribió el ciudadano en su cuenta de Facebook. Quiero agradecer al capitán Eduardo Ramírez Mena de tránsito de Monterrey. El día de hoy entre 11 y 11:30am salí del pollo loco de camino al mirador y no me di cuenta ni a qué hora se me cayó mi maletín con documentos, mi cartera laptop y efectivo que necesitaba para un pago me regrese y no lo encontré total me regrese a mi casa. Para no hacer el cuento largo una hora después aprox (sic) llegó a mi casa el capitán Eduardo Ramírez Mena y me entregó todo intacto literal todo, le ofrecí dinero como recompensa y no lo quiso aceptar. Tome algunas fotos con permiso de el para poder subirlas”

[email protected]

@obedc