Columnas

El racismo y la misoginia en Hollywood; la “Mujer Maravilla”, Gal Gadot, tampoco se salvo de la violencia.

Misoginia en Hollywood

Ni siquiera la intérprete de “Wonder Woman” se salvó de los malos tratos del director Joss Whedon.

El racismo y la misoginia en Hollywood siguen dando de qué hablar, ahora con una nueva revelación por parte de la publicación especializada The Hollywood Reporter.

En entrevista con el actor Ray Fisher, se revelaron más malos tratos por parte de varios directivos y trabajadores del conglomerado Warner, mismos que abarcaron también a los actores Jason Momoa y hasta a la propia “Mujer Maravilla”, Gal Gadot.

Whedon, quien también ha sido señalado por acoso laboral en otras producciones anteriores, como la serie televisiva “Buffy”, habría amenazado con dificultar la carrera de Gadot durante la grabación de nuevas escenas para la cinta “Justice League”.

De acuerdo a testigos, Whedon se habría jactado de haberle decido a Gadot “que se callara”, además de amenazarla con hacerla ver como un personaje “increíblemente estúpida” en la cinta.

La propia Gadot confirmó en un comunicado el haber tenido problemas con Whedon, mismos que habrían sido resueltos por Warner Bros.

Este acoso laboral se suma a los serios señalamientos de racismo por parte del intérprete del superhéroe “Cyborg”, quien fuera relegado en la versión de Whedon a un patiño.

Al basurero de la historia

El racismo de Whedon llegó a tal punto, que se tomó la molestia de intentar explicar a Fisher, un actor afroamericano, puntos sobre la “experiencia” de una persona con ese origen.

Sorprende que en plena era posterior a MeToo y a Black Lives Matter, un tipo como Whedon aún tenga “carrera” en Hollywood, cuando lo más sensato y justo sería que a tipos como él y a quienes lo protegieron, se les mandara directo al basurero de la historia.