Columnas

AMLO ni barrió la escalera y  todo quedó en uno de sus mitos fantásticos.

AMLO

“El 1° de diciembre termina la historia trágica de corrupción e impunidad; inicia una nueva etapa sin perdón para corruptos”.

En una de sus primeras mañaneras afirmó:

“El objetivo es enfrentar este flagelo (corrupción) que se permitió durante muchos años. No se permitirá la impunidad, ya están abiertas las investigaciones para sancionar y castigar a los involucrados. El propósito también es aplicar el criterio de limpiar de arriba para abajo y así vamos a barrer el gobierno, como a las escaleras. No daremos un paso atrás ni para tomar impulso”.

Al final su discurso fue puro mito, mitotero.

Licitaciones

Al cierre de 2020, el porcentaje de contratos entregados mediante adjudicación directa llegó a 80.3% y los recursos públicos entregados mediante ese mecanismo alcanzaron la cifra histórica de 189 mil 488 millones de pesos.

De los 137 mil 809 contratos reportados durante 2020, 110 mil 629 se entregaron por adjudicación directa, aunque la ley señala que esa figuradebería ser la excepción y no la regla, precisamente para reforzar la lucha contra la corrupción y el derroche de recursos.

El otro mecanismo discrecional que utiliza la 4T es la compra por invitación restringida, aplicado en 7 mil 549 contratos, es decir, el 5.5% del total.

Renuncia de funcionarios

Para mostrar cómo se “limpian las escaleras de la corrupción de arriba hacia abajo” habrá que recordar algunas de las renuncias del gabinete.

Carlos Urzúa, exsecretario de Hacienda, renunció y denunció: "Me resultó inaceptable la imposición de funcionarios que no tienen conocimiento de la Hacienda Pública. Esto fue motivado por personajes influyentes del actual gobierno con un patente conflicto de interés".

Víctor Manuel Toledo, exsecretario de Medio Ambiente, renunció después de exhibir públicamente al jefe de la Oficina de Presidencia, Alfonso Romo y al Secretario de Agricultura, Víctor Villalobos, de operar para grandes empresas y por bloquear la línea ambiental, la transición energética y la agroecología.

Jaime Cárdenas, exdirector del Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado, renunció tras denunciar diversos actos de corrupción como “irregularidades administrativas, procedimiento de valuación que no garantizan los principios del artículo 134 constitucional (el mayor beneficio para el Estado), mutilación de joyas, contratos favorables a las empresas y no al Indep, y conductas de servidores públicos contrarias a las normas".

Previamente Cárdenas Gracia denunció al particular de AMLO Alejandro Esquer Verdugo de encabezar la corrupción al interior del Indep, solapar actos de corrupción en el instituto y robo del patrimonio.

Javier Jiménez Espriu, ex secretario de Comunicaciones y Transportes, renunció luego de que se supo que la empresa de su familia, IDESA, era socia de la empresa Brasken-Odebrebecht en la planta de Etileno XXI.

Bienes inmuebles no declarados

Aunque la ley lo señala, funcionarios del más alto nivel omitieron declarar la totalidad de sus bienes: Manuel Barltett, no declaró 23 inmuebles con valor de más de 800 mil pesos y 12 empresas; Olga Sánchez Cordero undepartamento en Miami; Julio Scherer, un departamento en Nueva York; Irma Eréndira Sandoval no declaró el valor de sus propiedades, aunque una de ellas asciende a más de 60 millones de pesos; Javier Jiménez Espriu no declaró departamento en Houston, Texas, ni su empresa Houston RelaisReal Estate Inc.

Corrupción en dependencias:

En este rubro Pemex se lleva la medalla de lamayor corrupción: Una investigación de MCCI, en la que se revisaron 2800 contratos, por un monto de 289 mil millones de pesos, reveló que el 90% de los procesos de compra presentaron serias anomalías como falsa competencia, alta concentración en un solo proveedor, procesos discrecionales mediante invitación restringida o adjudicaciones directas. Se sabe también de negociaciones con empresas fantasmas, compra de pipas que nunca se entregaron, otorgamiento de contrato a familiares de AMLO, como a Felipa Obrador (Nexos).

El IMSS con la entrega de contratos al hermano de su director, Zoé Robledo y lacompra de ventiladores a sobre precio al hijo de Manuel Bartlett.

En la Conade, Ana Gabriela Guevara fue denunciada por irregularidades en el manejo de los recursos del Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento para hacer empresas propias.

Energía, Rocío Nahle entregó de manera directa contrato a su “compadre” para acondicionar los terrenos de Dos Bocas.

CFE; Manuel Bartlett entregó un multimillonario contrato a Raúl Salinas, director adjunto de IUSA de Carlos Peralta, para más del 80% de losmedidores de la CFE.

Particular de AMLO; Alejandro Esquer, quien enla campaña de 2018 contrató empresas fantasmas para la campaña López Obrador y de Miguel Barbosa.

Pio López Obrador aparece en un video recibiendo efectivo de David León Romero, exdirector de Protección Civil y quien luego se convertiría en el zar de las medicinas.

Superdelegados, Amílcar Sandoval acusado de desviar recursos públicos y programas sociales a su campaña y Carlos Lomelí, de Jalisco, beneficiario de la venta de medicinas a la 4T.

A casi la mitad de su sexenio, lo que queda claro es que AMLO ni barrió la escalera, ni inició la nueva etapa y que todo quedó en uno de sus mitos fantásticos. Hoy, lo que realmente hay es más corrupción e impunidad.