Columnas

Un mayor número de personas han sido vacunadas en escasos meses en relación con la expansión del virus.

Vacunación a nivel mundial

No obstante las nefastas consecuencias provocadas por la pandemia, la humanidad parece ver la luz al final del túnel. De acuerdo a información recogida por la Organización Mundial de la Salud, el número de personas vacunadas en el globo ha superado los 110 millones de contagios acumulados desde la irrupción del coronavirus. Ello ha derivado, en gran medida, de las grandes campañas de vacunación llevadas a cabo en Estados Unidos, China y la Unión Europea. En otras palabras, un mayor número de personas han sido vacunadas en escasos meses en relación con la expansión del virus a lo largo de más de un año.

En este contexto, al menos 200 millones de dosis han sido suministradas en un total de 109 paises o territorios alrededor del mundo.

De acuerdo con el Dr. Marty Makary, profesor de medicina de la universidad John Hopkins, la imnunidad de rebaño podría alcanzarse hacia abril del presente año en Estados Unidos; ello como resultado del creciente número de vacunados sumado a los contagiados que han superado la enfermedad, y que en buen número, han quedado inmunizados naturalmente.

Desafortunadamente para México, pais en vías de desarrollo, hemos quedado rezagados en términos de la vacunación, pues como era previsible, los Estados productores de vacunas han priorizado, tanto por motivos naturales como políticos, la inmunización de sus propias poblaciones. Ello ha provocado un desabasto general que ha ralentizado el proceso en paises como el nuestro.

México superó ayer los 180 mil fallecidos. Sin embargo, la pandemia va retrocediendo. Esto es incontrovertible, y a la vez, verificable mediante el registro diario de hospitalizaciones. Ello no debe interpretarse, empero, como una razón para relajar las medidas precautorias. Por el contrario, los mexicanos deberemos redoblar esfuerzos con miras a prevenir contagios.

La Ciudad de México y su área metropolitana se encuentran, desde hace una semana, en semáforo naranja, lo que ha permitido la apertura gradual de negocios tales como restaurantes y centros comerciales. Esto permitirá, eventualmente, la lenta pero segura recuperación de una economía profundamente trastocada.

En suma, de acuerdo a un buen número de especialistas, estamos en la antesala de le derrota de la pandemia. Sin embargo, no obstante las noticias halagüenas, deberemos respetar las disposiciones oficiales y promover los beneficios personales y colectivos de la vacunación en aquellas personas que se muestran reticentes.

Finalmente, debemos lamentar el contagio del subsecretario López-Gatell, y de igual manera, repudiar cualquier expresión de odio que, motivada por intereses políticos o simpatías partidistas, lacere la unidad nacional ante la crisis más acuciante de nuestra historia reciente.