Internacional

La farmacéutica francesa Sanofi elaborará y envasará vacunas de Johnson & Johnson para acelerar las campañas de vacunación a nivel mundial

La farmacéutica francesa Sanofi dio a conocer que fabricará la vacuna contra el coronavirus de su competidor Johnson & Johnson, si bien no ha abandonado sus esfuerzos por contar con una fórmula de elaboración propia.

A finales de enero, Sanofi había anunciado que fabricará la vacuna contra el coronavirus desarrollada por Pfizer y BioNTech, y ahora también elaborará la de Johnson & Johnson; además, esperan iniciar en los próximos días un ensayo clínico de su propia vacuna con voluntarios.

Sanofi fabricará vacunas de competidores, pero no renuncia a desarrollar su propia fórmula

De acuerdo con AFP, Sanofi fabricará y envasará la vacuna contra el coronavirus de Johnson & Johnson a partir del tercer trimestre de este año en su planta a las afueras de Lyon, pero seguirá trabajando con sus dos candidatas a vacuna.

Thomas Triomphe, vice presidente ejecutivo de Sanofi Pasteur, la rama de vacunas de Sanofi, declaró a la agencia de noticias que están en disposición de ayudar a que más personas tengan la vacuna y acabar con la pandemia, y eso significa colaborar con otras compañías.

"Nuestra ambición es hacer lo máximo posible, si podemos echar una mano, ¿por qué no?”.Thomas Triomphe

En cuanto a la vacuna contra el coronavirus de Pfizer y BioNTech, se espera que Sanofi comience a fabricarla y envasarla unas 125 millones de dosis durante el próximo verano en un complejo de la ciudad de Fráncfort.

Sanofi contamplaba tener una vacuna contra el coronavirus lista hacia mitad de este año, pero ha tenido varios retrasos y en este momento está iniciando con sus ensayos clínicos de fase 2. A este ritmo, lo más pronto que tendrá lista su vacuna será el cuarto trimestre de este año.

En diciembre pasado, el primer intento de vacuna de Sanofi fue detenido en su fase de estudio 1/2 por una respuesta inmunitaria insuficiente entre las personas adultas "debido a una concentración insuficiente de antígenos" 

Con este escenario, el gobierno de Francia solicitó a Sanofi poner a disposición de otros fabricantes su infraestructura para acelerar la fabricación de vacunas y terminar con la emergencia sanitaria.