Opinión

Sobre aviso no hay engaño

Kamala Harris, vicepresidenta de EU, alista su visita a México el próximo 8 de junio.
Kamala Harris
Compartir en
mayo 06, 2021 a las 04:33 CDT

Encuentro virtual de Kamala Harris y AMLO

La Vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, va a sostener una conversación virtual con el Presidente Andrés Manuel López Obrador este viernes y vendrá a México el 8 de junio. Pero desde ayer, junto con el Secretario de Estado, Antony Blinken, nos dieron un adelanto de su visión estratégica para la región de América Latina. Sobre aviso no hay engaño.

Harris y Blinken hablaron en la 51 Conferencia virtual de Washington sobre las Américas, organizada por Americas Society y Council of the Americas. Desde el salón Eisenhower, la Vicepresidenta dijo que Estados Unidos está de regreso y quiere fortalecer las economías y las democracias de los países del hemisferio occidental.

Como ejemplo de las nuevas acciones, Harris señaló que Estados Unidos se reincorporó al Acuerdo de París, está poniendo fin a la guerra más larga de esa nación y está reconstruyendo alianzas en todo el mundo.

Es muy claro que Estados Unidos está revitalizando sus relaciones porque su fuerza depende de la fuerza de todo el hemisferio occidental. Estados Unidos sí cree en el potencial de la región. 

“El hemisferio occidental es nuestro hogar. Y como es nuestro hogar, porque las personas que viven en él son nuestros vecinos, es imperativo que promovamos la democracia y el buen gobierno, la seguridad y la prosperidad dentro de la región”.

Kamala Harris, Vicepresidenta de EU.

Con destinos entrelazados, con una relación compleja y complicada, las relaciones se basarán en la dignidad y la diplomacia; serán sinceras y colaborativas.

Aunque América Latina es uno de los socios comerciales de Estados Unidos de más rápido crecimiento, los países están dando forma a su propio futuro. Pero no hay que perder de vista que Estados Unidos está comprometido a apoyar la visión de la gente de la región en su necesidad de alivio, en su esperanza de oportunidades, en su llamado a la justicia.

Kamala Harris describió su preocupación sobre la región del Triángulo del Norte. Aunque no quieren dejar sus hogares, los ciudadanos de El Salvador, Guatemala, Honduras están abandonando sus hogares a un ritmo alarmante.

“Creo que se van sólo cuando sienten que deben hacerlo. Y estoy pensando en personas cuyas casas han sido arrasadas por huracanes. Personas que son padres, que tienen hijos que han sido amenazados por los cárteles de la droga. Personas que tienen hijas que han sido blanco de traficantes de personas. Personas que no tienen suficiente para comer. Personas que están sin trabajo. Personas que han perdido la esperanza. Y por eso se van de casa y vienen a Estados Unidos. Están sufriendo. Muchos están experimentando una angustia inimaginable”.

Kamala Harris, Vicepresidenta de EU.

El gobierno de Estados Unidos quiere ayudar. Quieren abordar tanto los factores agudos como las causas fundamentales de la migración. ¿Cuáles son los factores agudos? Las catástrofes: los huracanes, la pandemia, la sequía y la inseguridad alimentaria extrema. ¿Cuáles son las causas fundamentales? La corrupción, la violencia y la pobreza; la falta de oportunidades económicas; la falta de adaptación y resiliencia climática; la falta de buen gobierno.

Ante los hechos de los últimos días en El Salvador, cuando el congreso tomó medidas para socavar el tribunal más alto de su país, Harris no habría podido ser más contundente: 

“Un poder judicial independiente es fundamental para una democracia sana y una economía fuerte”.

Ojalá que AMLO la haya escuchado bien.

El objetivo de Estados Unidos será combatir la violencia en el Triángulo del Norte: la violencia contra afrodescendientes, indígenas, personas LGBTQ, jóvenes, mujeres. Estados Unidos defenderá los derechos humanos básicos de todas las personas.

“En El Salvador, ante la violencia, debemos enfocarnos en áreas de alta criminalidad y brindar a los jóvenes alternativas al reclutamiento de pandillas. En Honduras, a raíz de los huracanes, debemos entregar alimentos, refugio, agua y saneamiento a la gente. Y en Guatemala, mientras los agricultores soportan sequías continuas, debemos trabajar con ellos para plantar cultivos resistentes a la sequía y ayudarlos a aumentar sus cosechas”.

En algo sí hay gran coincidencia con el líder del gobierno mexicano: Harris dijo que no se lograrán avances significativos si la corrupción en la región persiste: 

“Sí la corrupción persiste, nos ha dicho la historia, será un paso adelante y dos pasos atrás. Y sabemos que la corrupción hace que las instituciones gubernamentales colapsen desde adentro, lo que impide que las personas eduquen a sus hijos, inicien un negocio, obtengan un juicio justo. La corrupción nos impide crear las condiciones sobre el terreno para atraer mejor la inversión. La corrupción inhibe la prosperidad compartida. De hecho, el costo global de la corrupción llega al 5 por ciento del PIB mundial”.

Kamala Harris, Vicepresidenta de EU.

El gobierno de Estados Unidos cree en la colaboración de los gobiernos e instituciones internacionales, sector privado, fundaciones y organizaciones comunitarias.

La cooperación multilateral va a ser fundamental: Naciones Unidas, Canadá, Estados Unidos, Finlandia, Irlanda y Japón están aliándose para un plan de cooperación con Centroamérica. Y Estados Unidos está organizando un esfuerzo interno de apoyo multi-agencias de su propio gobierno.

El Secretario de Estado, Antony Blinken, por su parte, fue al grano explicando tres prioridades de su gobierno para el hemisferio occidental:

Primera: poner fin a la pandemia de Covid-19. En todo el hemisferio, los casos aumentan y los hospitales superan su capacidad. Las vacunas son clave. Estados Unidos va a ayudar. Ninguna región del mundo ha sufrido un golpe económico más aplastante. La carga ha recaído con más fuerza sobre las poblaciones que menos pueden permitírselo, lo que ha hecho que 19 millones de personas en América Latina vuelvan a la pobreza.

Segunda: ayudar a las comunidades desatendidas a reconstruir mejor. Brindar oportunidades para todas las personas. Blinken dijo que sabe que los números del PIB y del mercado de valores no cuentan toda la historia. Muchas personas en el hemisferio luchan por proporcionar lo básico a sus familias, y carecen de oportunidades para mejorar sus vidas. Reconoció que es necesario construir una economía global que les satisfaga. Una forma de generar crecimiento y equidad es abordar la crisis climática. Exigió una mayor ambición, innovación e inversión. Felicitó a Argentina, Brasil y Canadá por los audaces compromisos que hicieron en la reciente Cumbre de Líderes.

Tercera: revitalizar el apoyo de Estados Unidos a la democracia. Este año se cumple el vigésimo aniversario de la firma de la Carta Democrática Interamericana. “Pero hoy nuestras democracias están siendo puestas a prueba”, dijo Blinken. La polarización política está aumentando, lo que dificulta que los funcionarios electos obtengan resultados. Y la confianza de la gente en las instituciones democráticas está cayendo. Blinken urgió a los líderes del continente a tratar a quienes responsabilizan a los gobiernos, --periodistas, defensores de los derechos humanos y grupos de la sociedad civil--, como socios, no como adversarios.

El Secretario de Estado fue muy claro al denunciar los esfuerzos por utilizar el poder judicial para promover agendas políticas o apuntar a disidentes u oponentes políticos. “Eso socava la independencia y la legitimidad de los tribunales, que son esenciales para defender el estado de derecho” concluyó Blinken. ¿Habrá escuchado AMLO?

Llamó a responsabilizar a los miembros de las fuerzas de seguridad que abusan de los ciudadanos que deberían proteger y a los funcionarios que roban a los ciudadanos a los que deberían servir. Condenó a quienes pisotean los derechos humanos y democráticos. Es claro que, para Estados Unidos, apoyar la democracia también requiere la celebración de elecciones libres y justas.

La visita de Harris a México y la Novena Cumbre de las Américas que organizará Blinken serán los escenarios para que nuestro país demuestre su compromiso con la eficacia para poner fin a la pandemia, ampliar las oportunidades de inversión y empleos, y apuntalar la democracia.