Columnas

¿ #INECorrupto ?¿Y si el Tribunal electoral revoca determinación y le da el registro a México Libre?

Felipe CalderónCuartoscuro

A FCH no le bastó un fraude en 2006 para hacerse de poder

En una sesión cardiaca y con más de 5 mil personas observando al Consejo General, Lorenzo Córdova junto con las y los integrantes decidieron, por mayoría de 7 contra 4, negar el registro a México Libre como partido político.

¿La razón? Los ingresos de donantes no identificados. Quién diría que unos años después de que el mismísimo Felipe Calderón acusara a López Obrador de estar “enfermo” de poder, se viera en el espejo siendo él mismo un ex presidente empecinado por rasguñar, mediante su esposa, un trocito de poder.

Calderón ha litigado a tuitazos su verdad y su justicia. No le bastó un fraude en 2006 para hacerse de poder. Tal vez, convencido de que el INE, antes IFE, reiteradamente le ha servido, pensó que esta vez podría tener de nuevo su favor… y casi lo logra.

En la versión preliminar y sondeo a consejeros, el proyecto de acuerdo e inclusive, las estimaciones de analistas, daban por hecho que México Libre alcanzaría el registro y uno que otro se atrevió a aseverar que de no lograrlo, estaríamos frente al fatídico escenario del “fallecimiento de la democracia”.

Como Jorge Guajardo, que anunció en un tuit sarcásticamente “Siendo las 11:25 PM de la noche, este viernes, 4 d septiembre de 2020, declaro oficialmente muerta a la democracia en México y a las instituciones que habrían de custodiarla” y continuó despotricando casi tan fuera de sí como Calderón:  

“Lorenzo Córdova es para López Obrador lo que el ex-Director de la FBI, James Corney, fue para Trump. Funcionarios santurrones y, en el proceso, dejan el camino libre al tirano. No estaño a la altura de los tiempos, ni entienden la amenaza a la democracia.” .

Como si los que hoy se queja, no hubiesen amedrentado a la democracia cuando compraban votos aprovechándose de la necesidad para imponer presidentes e igual negociaban fraudes que votos legislativos en contra de empresas paraestatales.

Adriana Favela y Jaime Rivera fueron los consejeros que cambiaron el sentido de su voto. La primera, quien sacó de último minuto la queja determinante en la decisión final, al mismo tiempo era una de las consejeras que habían declarado previamente el sentido de su voto.

Ojalá Calderón tuviera un espejo para mirarse a sí mismo diciendo que un ciudadano es “un peligro para México” porque al llegar al poder, no lo soltaría y querría reelegirse para convertirnos en Venezuela. Así para que hoy se reconozca a sí mismo en algún rato de sobriedad como ese al que no le bastó robarse 6 años la democracia y encabezar un narcogobierno que abrió fuego contra México… que ahora pretende imponer un maximato comenzando con Margarita Zavala, pero para ejecutar de nuevo su proyecto, su ley y su poder. Ese que dejó ensangrentado a México. Al final ¿Quién fue el obsesionado y necio con el poder, ansioso de construir andamiajes y burlar la ley con tal de reelegirse de manera fáctica?

POR CIERTO. La disputa está en cancha del Tribunal Electoral y si es que se comprueba la información de Fausto Barajas, donde supuestamente asegura que el representante legal de México Libre hizo entrega de una lista con datos, número de cuenta, identificación y tarjeta con la que se hicieron los donativos mediante terminal móvil CLIP, podría revocarse la determinación y permitirles competir sin alianzas en 2021. Sorprendiendo a más de uno, el INE determinó con apego a la ley y al sentido común que una organización llena de irregularidades no podía ser partido. Aunque insistan en estar en el camino para la disputa presidencial del 24 ¿Cómo es que un presidente con las manos totalmente metidas, según Genaro García Luna, en un narcoestado podría justificar los ingresos irregulares por los que su organización ya acumula sanciones?

Más allá de que no siempre lo legal sea lo justo o lo legítimo, el Tribunal Electoral debe aplicar el derecho con la mínima interpretación de la ley en temas electorales. No es un poder diseñado constitucionalmente para la voluntad popular, aunque su decisión pudiera ofender tanto a quienes han pagado con sangre las cuentas de un ex presidente sin estatura moral.