Columnas

En política nada es gratis. Te apoyo si me haces candidato.

“Los políticos tímidos e interesados se preocupan mucho más
de la seguridad de sus puestos que de la seguridad de su país”
Thomas Macaulay.

Percepciones

Decía ese sabio político que era don Alfonso Martínez Domínguez: “En campaña levantas de todo, desde pepitas de oro, hasta cáscaras de plátano; luego ya ves”.

En el nada sencillo proyecto político que Clara Luz Flores tiene rumbo a la gubernatura de Nuevo León está siguiendo a pie juntillas el consejo de don Alfonso y así ha incorporado a su equipo a personajes como Felipe de Jesús Cantú, Víctor Fuentes o Mariela Saldívar.

No pequemos de ingenuos

La decisión ha provocado incomodidad en los cuadros de Morena en Nuevo León por una sencilla razón: las candidaturas a los diversos cargos completan un número específico y a más externos, menos oportunidades de quedarse con uno de esos espacios.

Como en el viejo juego infantil de “las sillitas”, en el que la música suena y todos desfilan a su alrededor, pero cuando cesa la canción hay que apurarse para ocupar uno de los espacios, porque al final uno de los participantes quedará fuera del juego. La queja de los morenistas es que están entrando a mitad de la canción y con silla asegurada otros participantes.

Porque ni Felipe, ni Víctor, ni Mariela, que abandonaron los barcos en los que antes navegaban, se conformarán con menos de una candidatura.

Se suman, sí, pero en realidad lo que buscan es su beneficio personal, no el aportar al proyecto, porque en realidad no les importa mucho si Clara Luz gana o pierde, sino que para ellos lo verdaderamente importante es cómo les puede ir en el cargo por el que buscan competir.

Entendible la molestia de los morenos que se quejan por el desplazamiento del que consideran son objeto, pero vamos siendo honestos y aceptemos que no tienen ni la visibilidad ni el posible arrastre (lo cual es bastante relativo) de algunos nombres más conocidos en el ámbito político.

¿Apoyará Felipe la causa a la espera de ver si al ganar le toca una Secretaría en el gobierno? ¿Se quedará tranquilo Víctor Fuentes si no es candidato o cuántos votos puede aportar al proyecto? ¿Mariela se sumará a la causa y recorrerá calles y colonias promoviendo el voto nada más porque sí?

No pequemos de ingenuos, llegan porque creen que tienen su sillita asegurada. ¿Pero en realidad la tienen? 

Las campañas aún no empiezan y todavía hay muchos puestos por resolver, ¿se conformarán con lo que les den o se empecinarán en lo que ellos quieren?

[email protected]