Columnas

"Yo tengo otros datos"

La ASF revela  irregularidades

Utopía

Con el sucinto nombre de Informe general ejecutivo del resultado de la fiscalización superior de la Cuenta Pública 2019 a la Comisión de Vigilancia de la Cámara de Diputados, fueron presentadas este fin de semana las múltiples observaciones arrojadas por las 1 358 auditorías realizadas a un universo de 14.9 billones de pesos y en las que se determinaron “recuperaciones probables por 99 mil millones 396 mil 584 pesos” no sólo referentes al gasto público del primer año del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, sino también al de los poderes Legislativo y Judicial, así como al gasto federal destinado a todos los estados y municipios.

De acuerdo con el titular de la Auditoría Superior de la Federación se iniciaron “1 804 procedimientos de fincamiento de responsabilidades resarcitorias” contra funcionarios públicos, así como “1 385 pliegos de observaciones no solventados”. Todas las auditorías están en un proceso de solventación, en el que las dependencias fiscalizadas pueden presentar aclaraciones y observaciones.

En el caso del Ejecutivo federal, para la ASF y su titular Rogelio Colmenares prácticamente ninguna obra ni programa del gobierno de la Cuarta Transformación pasó las muy exigentes pruebas.

Conclusiones precipitadas de la Auditoría Superior de la Federación que no pasaron la prueba elemental de las primeras horas del lunes. López Obrador como es su costumbre fue muy claridoso: “Antes de que aclaremos nosotros, (que) aclare la Auditoría”, ya que "exageran. Y no sólo eso, están mal sus datos, yo tengo otros datos y se va a informar aquí, y ojalá y lo hagan ellos”. Puso como ejemplo que en el caso del dictamen relacionado con la suspensión del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, que se construía en Texcoco en el sexenio anterior, de haberse generado un costo de 300 mil millones por la cancelación, como indicó la ASF, entonces hubiera requerido unos 600 mil millones de pesos para su conclusión, por lo que aun así, el ahorro es de 300 mil millones al decidir realizarlo en la base aérea de Santa Lucía”. De ese tamaño el lapsus que para ser error resulta monumental.

Por la noche del mismo lunes reculó Colmenares Páramo al reconocer la existencia de “inconsistencias en la cuantificación” sobre el costo que tuvo la cancelación del NAIM en Texcoco: “se ha detectado que dicho monto es menor a los 331 mil 996 millones de pesos que había estimado inicialmente”; aclaró que llegó a esa cifra debido a una deficiencia metodológica (sic), por lo que ya se realiza una revisión exhaustiva para determinar el importe correcto.

Si a las primeras de cambio y sin que AMLO se ocupara en forma del tema, sólo cuatro frases en la mañanera del lunes 21 –“le están dando mal la información a nuestros adversarios y yo creo que no deben de prestarse a esas campañas”–, resultó esa gigantesca pifia de Colmenares, el auditor superior –el mismo que obstruyó el trabajo de la doctora Muna Buchahín sobre la Estafa maestra hasta despedirla en forma atrabiliaria–, podrá usted imaginarse como está el resto del Informe.

Hasta en los detalles, “boberías” las llamó Irma Eréndira Sandoval, fue obligado a que reculara el auditor superior porque al parecer actuó como inferior. “La Secretaría de la Función Pública no puso ningún obstáculo”. Todo lo opuesto a lo dicho en el Informe de la ASF, donde acusan a la titular Sandoval Ballesteros de “resistirse” a las revisiones fiscalizadoras, y ahora jura el oaxaqueño Páramo que la SFP entregó toda la información requerida.

Son demasiado gruesas las pifias como para no contextualizarlas en la temporada electoral en curso, y con unas oposiciones ávidas de elementos para atacar, que no es lo mismo que criticar. Y hasta cierto punto presas de la desesperación y aun de reacciones histéricas.

Con todo, en el Informe se reducen los castigos administrativos que impone la ASF respecto a la cuenta pública 2018, el último año de Enrique Peña. Bajaron en 64% las promociones del ejercicio de la facultad de comprobación fiscal, 34% las de responsabilidades administrativas y en 22% los pliegos de responsabilidad. Menos mal.

Acuse de recibo

Para Juan Carlos Chávez el total de vacunas aplicadas en México hasta el sábado 20 “sólo equivale al 1.79% de la población ¡a una dosis! si consideramos que son dos, es menos del 1%. ¿De qué se vanagloria este gobierno? ¿Dónde está su tan buen manejo de la pandemia? Dicen que no se endeudó al país, solo lo está dejando morir”…