Columnas

Deshojando Margaritas: ¿García Luna hoy… García Luna mañana?

Genaro García Luna y Felipe Calderón en 2006Paola Hidalgo / Cuartoscuro

A diferencia de Cienfuegos, García Luna no será extraditado como inocente. La orden de aprehensión podría ser el inicio del fin para México Libre.

“El que con lobos anda, a aullar se enseña”

Margarita Zavala era la última opción del calderonato para recuperar el poder y aún cuando el registro le fue negado, México Libre había comenzado ya varios planes de alianza con Acción Nacional que en su decadencia, le ha reabierto la puerta a Fox y Felipe, a pesar de ser autores, principalmente el último, de la destrucción a la vida democrática interna que ese partido presumía.

De hecho, el 2024 podría pintarse inédito con dos mujeres enfrentándose en la antesala de la primera mujer presidenta de México: Zavala representando el conservadurismo mientras que Claudia Sheinbaum, desplegará una mega alianza de fuerzas progresistas concentradas en consolidar los pendientes de la transformación.

El sueño parece titánico y sería una gran serie de Netflix al estilo House Of Cards, a no ser por Génaro García Luna y las investigaciones que naturalmente le pegarán.

Siguiendo la línea de mando, sería sencillo pensar en que Felipe Calderón cargue con algún juicio o desprestigio pero perseguirle o apresarle tan sólo avivaría la idea de víctima política en un sistema dominado por su adversario natural. Las investigaciones periodísticas de Anabel Hernández confirman que Calderón y sus secuaces fueron vinculados hasta el tuétano en una narcopolítica que convirtió a México en botín de guerra que no fue contra el narco sino contra la “competencia”.

La lucha intestina del blanquiazul después de que Marko diera la bienvenida de vuelta a la ex candidata presidencial Margarita Zavala y su esposo el expresidente Felipe Calderón, tras el rechazó del INE junto con la ambición destructiva y desmedida del recién “vuelto a la vida” le ahorrará gran parte del trabajo a las fuerzas progresistas del país. Eso y la incapacidad para brindar una oferta alternativa que logre atraer a los desencantados y consolidarlos como oposición, los deja prácticamente desarmados… eso sin pensar en que podrán existir decepcionados, pero pocos volverían a votar por el origen del cáncer que ahora se ha convertido en tumor.

El asunto es que Calderón representa el silencio sobre los cuatro cargos que enfrenta García Luna por corrupción y crimen organizado.

Entre socios te verás y aunque Margarita haya tenido una carrera impecable como abogada, el conflicto de interés y fraude moral que guarda su marido después de que el “Rey” Zambada, hermano de Ismael “El Mayo” Zambada, declarara en febrero de 2018 que el Cártel de Sinaloa sobornó a García Luna pesa.

Igual que pesan las muertas de Juárez, la Guardería ABC, las complicidades y toda la colección de traiciones a la ética más básica de la abogacía que es la de alzar la voz contra las injusticias. Pero también para Acción Nacional, García Luna tendría que ser una alerta: abrir las puertas al matrimonio prófugo es, prácticamente, un suicidio electoral.