Columnas

Todos a comprar vacunas.

Tras el anuncio del presidente Andrés Manuel López Obrador, que cualquier gobierno y particulares podrían adquirir la vacuna, contra el SARS-COV-2, varios fueron lo que de inmediato salieron a anunciar su intención.

Para empezar, gobernadores de partidos opositores, aliancistas e independientes y hasta del mismo partido del presidente, mencionaron sus intenciones de gestión de compra para sus estados.

Ahora, el reto es conseguirlas y cumplir con los requisitos para adquirirlas. Dinero, no es el problema, ya que la declaración por los gobernantes, es que todos tienen recursos.

En el escenario mundial, son contadas las farmacéuticas ya aprobadas para poder fabricar la vacuna. No hay que sorprenderse, de que ningún laboratorio estaba preparado para producir la demanda que se está requiriendo y, menos para los márgenes de tiempo. Esto, además de lógico, es real y las vacunas, así como salen, se acaban. Así, que el funcionario mexicano que logré recibir sus vacunas, podría convertirse en héroe de la gestión.

Por otro lado, cuánto está costando a las empresas no tener con salud a sus empleados. Primeramente, una baja de productividad. De inmediato, los riesgos laborales que contrae que algún trabajador este contagiado. Estos cálculos, aún no se mencionan ya que la prioridad es mantener las fuentes laborales, pero estas perdidas para los empresarios están creciendo de forma acelerada. No se imagen una planta armadora autos, detenida.

Por último, el Dr. Hugo López - Gatell, tuvo que aguantar la instrucción presidente, de la libertad de comprar la vacuna. Pese a que un día antes, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, recomendó que los estados no deberían adquirir las vacunas, ya que eso podría afectar los resultados del plan nacional de vacunación. Pero como dicen por ahí, organigrama mata todo.

Ahora, como podemos resumir todo esto de la compra de las vacunas. Ojalá, no se mal utilice, ya que pareciera que es es la luz verde para que todos los políticos y gobernantes, tenga autorizado la compra de vacunas como tema de campaña, para las próximas elecciones.

Así, que ha esperar y que las vacunas lleguen por donde sea.

Redes sociales y la democracia

Qué tan cierto es que la semana pasada algunas cuentas en la red social Twitter, fueron canceladas por ser simpatizantes del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador. Esta acción se calificó como un acto de censura por varios usuarios de la red social. Lo anterior, cae en el supuesto de una reacción a los comentarios del presidente en la conferencia mañanera, donde menciona que el director de twitter México era muy cercano a un partido hoy opositor.

El bloqueo de estas cuentas y sus razones, es muy difícil de comprobar. Lo que, si es muy cierto, con respecto a twitter y las demás redes sociales, es que estos espacios tecnológicos de interacción, no solo son política y, como dicen por ahí; cada quien con su tema.

Así que, si se piensa que la mayoría de los usuarios de las redes sociales están involucrados con temas políticos, están totalmente equivocados. Basta evaluar los intereses, interacciones, alcances de los usuarios, con temas deportivos, moda, arte y muchos más.

Sería bueno, que todos los famosos conocedores y consultores de marketing digital, expertos en redes sociales, asesoraran bien a los políticos y gobernantes, para dimensionar el espacio en que quieren interactuar.

Es cierto, hoy las redes sociales ya son parte de la democracia, pero la democracia es el libre pensamiento y no solo la política.

Call to Acion.

#FelizLunes #rusa