Censura y el PRI

Primero fue Pedro Ferríz de Con, está semana John Ackerman. En que se parecen ambos personajes, ambos han sido censurados después de las pasadas elecciones.

Se entiende por censura en los medios de comunicación como el control de cualquier tipo, ejercido por cualquier autoridad pública o privada, por el cual se restringe, se permite parcialmente o se impide por completo la libre difusión a través de los medios de comunicación, de ideas y pensamientos, noticias, conceptos o imágenes. Por lo tanto representa una forma de obstrucción a la libertad de prensa y de expresión.

Días después de concluida la elección presidencial del 2012, fue reemplazado Pedro Ferríz de Con, periodista que durante toda la campaña presidencial se pasó criticando la ignorancia de Enrique Peña Nieto, del noticiero nocturno de Cadenas Tres por Pablo Hiriart.

Está semana, el académico e investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM renunció como colaborador del equipo Noticias MVS, mediante una carta pública dirigida a Joaquín Vargas, presidente de MVS Comunicaciones.

El Dr. Ackerman es especialista en derecho electoral, y ha escrito y argumentado la posibilidad de la nulidad de la elección presidencia, situación que a muchos les desagrada. En la carta, el Dr. Ackerman escribe: “Después de la puntual transmisión de 61 comentarios semanales sin interrupción, de manera sorpresiva el lunes 9 de julio mi colaboración, que ese día versaría sobre la posible nulidad de la elección presidencial, no fue transmitida. La misma situación se repitió los lunes 16, 23 y 30 de julio.”

¿Qué raro que 61 comentarios semanales sin interrupción y cuando se comenta sobre un tema muy serio en el momento que vive el país, las palabras de John Ackerman sean silenciadas?

¿Qué raro que durante 61 semanas se transmitieron los comentarios de Ackerman, cuando habla de la posibilidad de anular la elección, no se transmita el comentario durante 4 semanas?

En un comunicado, el propio Ackerman se cuestiona: “¿Por qué inmediatamente después de la celebración de la elección presidencial MVS sorpresivamente decide suspender las colaboraciones de alguien como un servidor, cuya especialidad es precisamente el derecho electoral y quien recientemente publicó un extenso estudio sobre los criterios de nulidad de elección del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación?

Ni Joaquín Vargas, presidente de MVS Comunicación, ni Luis Cárdenas, periodista que otorgaba el espacio a los comentarios de Ackerman han dado respuesta a esta rareza. En el comunicado Ackerman publica lo siguiente: “Luis Cárdenas ha querido justificarse diciendo que “en muchas ocasiones por falta de tiempo o por dar prioridad a otra información las participaciones de los colaboradores no salen”… Evidentemente esta situación no es una cuestión de “tiempos”, sino de “prioridades”. Es poco creíble que durante cuatro semanas la empresa no haya podido contar con un espacio de cinco minutos para incluir al menos una de mis colaboraciones al aire. Resulta más que evidente que en algún momento entre mi último comentario, el pasado 2 de julio y el siguiente lunes, 9 de julio, hubo una súbita modificación de las “prioridades” en la cobertura mediática de la empresa MVS Noticias.”

¿A caso han cambiado las prioridades del MVS Noticias?

¿A que prioridades responde esta empresa ahora que siente que ha ganado Peña Nieto?

Ackerman afirma en su carta: “Lo más lamentable de toda esta situación es que al indagar más al respecto, he llegado a descubrir que la suspensión de la transmisión de mis colaboraciones no fue una decisión unilateral por parte de la empresa que usted preside (Joaquín Vargas) para ‘quedar bien’ con quien ya se ostenta como ‘presidente-electo’, sino una obediente respuesta a una solicitud explícita formulada por personas cercanas al equipo de Peña Nieto”.

Increíble que aún no gana Enrique Peña Nieto y ya se están censurando periodistas, aún no llega el PRI a la presidencia y la censura al periodismo esta a flor de piel. Así como es lamentable el regreso del PRI, porque representa lo peor que ha vivido este país, es lamentable que en pleno siglo XXI se censuren periodistas o colaboradores de noticieros, que exista represión del Estado para impedir la libre expresión de las personas.

En la Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión, adoptada en 2000 por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, consagra las libertades de información y de expresión; reconociendo el derecho de toda persona a comunicar opiniones por cualquier medio y forma; de modo que la censura previa queda prohibida, junto con condicionamientos previos para los informadores tales como criterios de veracidad, oportunidad o imparcialidad.

Por lo observado con John Ackerman y Pedro Ferríz en nuestro país la libertad de expresión está sujeta a presiones políticas, lamentablemente.

0
comentarios
Ver comentarios