Estudio revela que niños con más posesiones materiales no son felices

Expertos sostienen que los niños materialistas son menos felices y que tienen una disminución de nivel de satisfacción de su vida.

Los niños materialistas son menos felices, pero aquellos que pasan más tiempo expuestos a la publicidad aprenden que acceder a las posesiones materiales, es una forma de hacer frente a una disminución en su nivel de satisfacción de vida, concluyó un estudio pediátrico.

La investigación, denominada “Más baja satisfacción de vida relacionada con el materialismo en niños frecuentemente expuestos a la publicidad” está aún en proceso, pero ha confirmado a la fecha que los valores materiales no generan una vida satisfactoria en los menores, aunque las causas siguen siendo inciertas.

El análisis, coordinado por Suzanna J. Opree, de la Universidad de Amsterdam, Holanda, destaca estudios previos en adultos que sugieren que en la relación del materialismo y la satisfacción de vida a esa edad, hay una influencia negativa entre sí que provoca una espiral descendente.

En los niños la investigación ha registrado la posibilidad de que los valores materiales retratados en la publicidad les enseñan que las posesiones materiales son una manera de hacer frente a una disminución en la satisfacción de vida.

En el estudio, que publica esta semana la Academia Estadunidense de Pediatría en su revista Pediatrics, participaron 466 niños de edades entre los ocho y los 11 años, el 55 por ciento del sexo femenino.

Todos ellos recibieron una encuesta con intervalo de un año, en la cual se les preguntó sobre las posesiones materiales, la satisfacción de la vida, y la publicidad.

Los investigadores utilizaron un modelo de ecuaciones estructurales para estudiar la relación entre ambas variables, y si la misma depende del nivel de exposición de los niños a la publicidad.

“Los resultados no mostraron efecto del materialismo en la satisfacción de vida de los menores, pero la satisfacción de vida tuvo un efecto negativo sobre el materialismo, el cual se registró en los niños que fueron expuestos con frecuencia a la publicidad”, explica el estudio.

Los autores concluyen que entre los niños la satisfacción en su vida conduce a la disminución del materialismo y no al revés. No obstante, este efecto sólo es válido para los niños que están frecuentemente expuestos a la publicidad televisiva.

Asimismo, advierten sobre la importancia de reducir dicho efecto, debido a que las pruebas en adultos sugieren que los niños materialistas pueden llegar a ser menos felices en su vida cuando crecen. El estudio pasó a la etapa en la cual se discuten diversas estrategias de intervención.

0
comentarios
Ver comentarios